El SEPE estudia el impacto ambiental del textil/confección


El documento del SEPE recuerda los datos ya conocidos que retratan el problema y apunta algunas soluciones con la vista puesta en 2025

12.12.2019.- Por encargo del SEPE (Servicio de Estudios del Parlamento Europeo), Nikolina Sajn realizó a primeros de 2019 un estudio amplio sobre el impacto medioambiental del consumo de los ciudadanos europeos en textil/confección. Aquí presentamos solo su resumen ejecutivo. En la fuente indicada al final de esta información aparece el documento completo.

La verdad es que no aporta ni datos ni planes realmente nuevos. Aún así, debido al peso de la institución que lo ha desarrollado, lo hacemos llegar a nuestros lectores.

SEPE, Servicio de Estudios del Parlamento Europeo, Nikolina Sajn, impacto ambiental del textil/confección, economía circular, slow fashion

Exceso de producto

La cantidad de artículos de moda comprada por cada consumidor dentro de la UE ha aumentado un 40% en las últimas décadas. Las razones son la caída de los precios y la creciente velocidad con la que el sector saca al mercado nuevos artículos.

Las prendas de vestir generan entre el 2 y el 10% del impacto ambiental de todos los artículos consumidos en la UE. Este impacto es muchas veces notado en los países emergentes, que es donde tiene lugar la mayor parte de la producción.

La producción de materias primas textiles, su hilatura, su tejeduría y su tintura consumen enormes cantidades de agua y de productos químicos. Lo mismo ocurre con los pesticidas usados para el cultivo de algunas materias como el algodón.

El uso de las prendas supone también una huella muy importante para el medio ambiente debido al agua, a la energía y a los productos químicos usados para su lavado, secado y planchado. También es muy importante la emisión de microplásticos.

Menos de la mitad de las prendas usadas son recogidas al final de su vida útil para su reciclaje y reutilización, pero solo un 1% se transforma en nuevas prendas. Uno de los problemas son las limitaciones técnicas para reciclar las prendas usadas y convertirlas en fibra virgen.

Estrategias para resolver el problema

SEPE ha propuesto ya varias estrategias para resolver la situación, incluido el desarrollo de nuevos modelos de negocio –por ejemplo, el alquiler de prendas-, el diseño que facilite el reciclaje (economía circular), el convencimiento de los consumidores para comprar menos prendas que ahora pero mejores (slow fashion) y en general para que se inclinen por opciones sostenibles.

Fomento de la economía circular

In 2018, la Unión Europea adoptó un paquete de medidas referentes a la economía circular. Este asegurará, gracias a la insistencia del Parlamento Europeo, que los artículos usados sean recuperados separadamente en todos los países miembro, como máximo en 2025. El Parlamento Europeo, además, lleva años suplicando el uso de materias primas textiles ecológicas y sostenibles y el reciclado y reutilización de las prendas de vestir.

+ Info: www.europarl.europa.eu

Las noticias más leídas



Nombre (requerido)

Empresa

Correo electrónico (requerido)

Seleccione el país (requerido)

Seleccione la provincia (requerido)

Seleccione el SECTOR (requerido)

He leído y acepto la Política de Privacidad Si

Descarga nuestra última edición!