4 DIC 2022 Temas del día: Shein: Toxicidad a todo trapo VIEW Premium Selection Interior.Architecture.Hospitality Library COP27 Lucky Brand

PUBLICIDAD

KORNIT

Tendencias FIMI para el Otoño-Invierno del 2000-2001


Presentamos un resumen de las tendencias de FIMI para el Otoño-Invierno del 2000-2001. PUNTO DE ENCUENTRO AMBIENTE: Correr y adentrarnos en los frescos y verdes bosques. Sentir esa naturaleza salvaje e indomable y fundimos con ella, las hojas, las ramas y la corteza de los árboles, con la inmensa y mullida alfombra de musgo que lo inunda todo y sentirnos protegidos en un ámbito para nosotros desconocido. COLORIDO: Frondosos bosques que albergan jugosos verdes de invierno ligeramente apagados y oscurecidos. Frescos aguas azules y azules cielos abiertos. TEJIDOS: Formas con un tacto de invierno vegetal. Fibras naturales, artificiales y sintéticas. Lana, lana/algodón, lana/nylon, acrílico viscosa y poliéster. Lanas espesas o delgadas, lanas rurales y superficiales, irregulares y ligeramente retorcidas. Look aterciopelado y mezclado. Tejidos cubiertos con un toque elástico y lustroso como las superficies de las hojas. Superficies peludas y enmarañadas. Efectos de tintes vegetales. Nylon lustroso, metálico y toques de bronce. LÍNEA: Silueta cuadrada, de formas que nos recuerdan a prendas militares, pero a la vez envueltas, protegidas y generosamente cortadas. Un guardarropa que es utilitario e increíble al mismo tiempo, una nueva manera de tratar ropas de camuflaje, de formas con reminiscencia a plantas y árboles. Pantalones y faldas con gomas en los bajos que fruncen las prendas, chalecos multiusos y amplias cazadoras y chaquetones con multitud de bolsillos para pasar el día perdido en los inmensos bosques, sumergidos en la naturaleza, respirando paz y pureza. MUNDOS A MANO AMBIENTE: Nueva protección mediante el camuflaje con los diferentes pueblos del mundo adaptando sus juegos y costumbres. Todos los niños del mundo jugando a un mismo juego compartiendo ropas y sueños. El concepto de camuflaje como integración y unión. El gusto por lo hecho a mano, por lo artesanal. COLORIDO: Puzzle de colores combinados con humor para combatir el frío paisaje invernal. Ruptura de colores que se combinan «sin ton ni son» como si de un apasionante juego se tratase. TEJIDOS: Patchwork de formas y tejidos contra el minimalismo. Lana y algodón mezclados con nylon, poliéster y acetato, pero no con un enfoque tecnológico sino más bien realzando la protección. Punto natural enriquecido con bordados. Tejidos que ofrecen calidad de protección al aire libre, dotados de una doble cara, reversibles, texturas suaves y blandas, acolchadas y rellenas. Tejidos afelpados. Aparición del borreguito para arropar el frío invierno. Tejidos cepillados, ante suave y acolchados sin cuadricular. Gran retorno del denim y el espíritu jean para un nuevo rumbo del vestir infantil de comienzos de milenio. LÍNEA: Las prendas son cortadas como los tejidos, de una manera cruda, simple y sin acabados. Básicos sobrios con toques de fantasía. Ponchos, parkas, chaquetas y pantalones con un espíritu protector sin privar al cuerpo de libertad. Aparición de motivos bordados, dibujos superpuestos, pompones y flecos, realizando una mezcla de culturas pensando siempre en la protección. VAPOR Y BURBUJAS AMBIENTE: En ningún sitio los niños se sienten tan seguros como en la dulce calidez del hogar con sus acogedoras ropas, batas y pijamas. El ritual del baño, las burbujas de gel, la suavidad de la crema y el vapor del agua. La dulce sensación del tejido de las toallas sobre la piel nos adentra en esta tendencia de tierna protección. COLORIDO: Los colores de las prendas y recuerdos del hogar, tonos de la piel y del vapor del agua de los primeros baños infantiles. TEJIDOS: Los naturales, refinados y lujosos, mohair, alpaca, seda o mezclas de lana/seda. Tejidos ligeros y preciosos, vaporosos y también muy cálidos. Lanas y mohair cepillados, capas de acolchados, felpa y lanudos polares. Tejidos suaves y cremosos, satenes de doble cara, dobles tejidos, reversibles con un toque de lujo, piel de conejo y melocotón. LÍNEA: Línea fluida de formas irregulares. Ropa de inspiración hogareña para que se sientan protegidos tanto fuera como dentro de casa. Toallas o patios de lana que se envuelven alrededor del cuerpo y sobre los hombros. Ropa de baño y en ligero cachemir o fieltro flexible. Ropa de hogar que se transforma en ropa exterior. Pijamas y camisas de dormir en felpa, pelo y lana apretada, conjugándose con uniones y frunces elásticos. LLEGAR A META AMBIENTE: Dentro de la casa, la cama con sus sábanas perfumadas y sus gruesos y esponjosos edredones nos hacen sentir seguros y protegidos. Los niños intranquilos por la trepidante actividad del dia caen rendidos ante un mullido lecho de sueños, se abandonan en manos de fabulosas fábulas llenas de color y cálidas sensaciones. Una tendencia hechicera llena de vida y fantasía. COLORIDO: Gama de colores que sólo habitan en el mundo de los sueños. Los tonos de las frutas silvestres, arándanos, moras y fresas acompañados por naranjas y verdes de frutas concitadas. Una paleta dulce y protectora que hará las delicias de grandes y pequeños. Sueños de colores con dulces despertares. TEJIDOS: Artesanías de maravillosos encuentros llenos de ensoñación. Lana, nylon y plástico, una mezcla de fibras naturales y los sintéticos luminiscentes. Juegos de luminiscencia y reflexión, contrastes bilaterales, fieltro/reflexivo, metal/natural y raso/oxidante. Algodón con una membrana reflectante, cintas que reflejan la luz, espejos. La luz trémula y los efectos lentejuelas inspirados por el universo de los suefíos. Efectos acolchados y cosidos, lanas y fieltros recortados. Calados, aspectos «hecho a mano» y «tintura a mano». Raso de seda, organdíes iridiscentes y cambiantes, tafetán. Labor de punto, terciopelo y felpa aterciopelado, encaje de invierno. LÍNEA: Formas ovaladas en movimiento, jugando a la ensoñación. Prendas redondeadas, casi como balones de hidrógeno o burbujas de jabón coloreado. Faldas abullonadas, chaquetas de punto, trencas y pantalones amplios con puños en los bajos, todo ello aderezado por un gran juego de complementos.