6 FEB 2023 Temas del día: Maison du Dodo Martinelli en Madrid Clothing-Body Interaction Reciclar artículos de cachemira

Texfor celebra su reunión anual bajo el lema Re-Textil


02/11/2022

El TexMeeting 2022 de Texfor, celebrado el pasado día 28 de octubre, giró en torno al desarrollo de materiales reciclados y biobasados y en la incorporación de los mismos en el mercado.

|02.11.2022| El pasado viernes día 28 de octubre, Pinker Moda asistió al TexMeeting de Texfor, celebrado en el marco de la 080 Barcelona Fashion y enmarcado en el Pacto para la Moda Circular. La jornada se centró en la sostenibilidad de la moda y contó con profesionales de todos los eslabones de la cadena de valor.

Tras un breve café networking de bienvenida se dio inicio a la edición 2022 del TexMeeting, el encuentro anual de la Confederación de la Industria Textil (Texfor). El discurso inaugural, celebrado en un auditorio abarrotado, apostó por un formato desenfadado y divertido. Este incluyó un amplio abanico de palabras con el prefijo –RE, en honor al lema “Re-Textil”, que logró arrancar varias carcajadas entre el público.

Josep Maria Mestres, Presidente de Texfor

Seguidamente tomó la palabra Josep Maria Mestres, Presidente de Texfor. Mestres dio la bienvenida a los asistentes de la 8ª edición del TexMeeting, la primera presencial tras la pandemia. Durante su discurso, el Presidente de Texfor reconoció que la industria se encuentra en un contexto muy complicado. Debido a la incertidumbre e inestabilidad política y económica, al aumento de los precios y a la inflación (ya cercana al 10%). La subida de los tipos de interés está repercutiendo en un aumento de los costes de producción que sitúan a las industrias del sector textil nacional al límite de la supervivencia.

Según el propio Mestres, desarrollar un nuevo modelo industrial basado en la competitividad y la sostenibilidad debe sustentarse sobre una firme apuesta por la tecnología. Así como sobre un análisis exhaustivo del comportamiento del consumidor. En esta línea, el Presidente de Texfor recordó que en la reciente Convención de Euratex celebrada en Oporto se hizo un gran hincapié en la confluencia entre la sostenibilidad y la competitividad a través de la co-creación de procesos entre la industria textil europea, ONGs y empresas. Todo ello en un marco equilibrado que permita un libre diálogo entre la industria y los entes reguladores.

La industria textil europea deberá ser, en opinión de Mestres, “resiliente y ejemplar. Con un claro enfoque digital y sostenible apoyado por un nuevo marco regulatorio que apoye la calidad, la durabilidad, la trasparencia y la sostenibilidad”. En definitiva, deberemos abandonar el modelo de consumo lineal que impera actualmente para avanzar hacia uno de circular. Para lograrlo, los consumidores, las marcas y los Gobiernos deberán ir todos a una.

En este sentido, el Pacto para la Moda Circular es una iniciativa que agrupa voluntariamente a toda la cadena de valor para llevar a cabo conjuntamente el tránsito hacia la circularidad. Esta transición choca con dos desafíos principales, la recuperación de las fibras post-consumo y la aplicación de las mismas en nuevas prendas. Dichos desafíos fueron, precisamente, las cuestiones alrededor de las cuales giraron las dos mesas redondas del TexMeeting, celebrado el pasado día 28 de octubre. Las detallamos a continuación, recuperando las declaraciones más interesantes de cada uno de los ponentes:

Desarrollo de materiales reciclados y biobasados

Moderada por David Allo, Responsable de Sostenibilidad en Texfor, la mesa redonda abordó algunos de los retos que afronta el sector textil en su transición hacia la circularidad. Entre estos, destacaron la recuperación de fibras recicladas post-consumo y el uso de fibras biobasadas en sustitución de las sintéticas. En el marco del TexMeeting se analizó en qué punto se encuentra la industria en el desarrollo de materiales reciclados. Así como el papel que juegan los diferentes actores, las dificultades que deben afrontar y las posibles soluciones. Todo ello se llevó a cabo de la mano de cinco profesionales de diversos eslabones de la cadena de valor textil:

  • Carles Valeri, Export Manager en Fontfilva
  • Ariadna Cererols, Directora de Triturats la Canya
  • Susanna Pérez, Business Developement Manager Europe de Lenzing
  • Albert Alberich, Director de Moda-Re
  • Pilar Chiva, Directora del Área de Economía Circular en la Agència de Residus de Catalunya

La primera mesa redonda se inauguró con la premisa de que en 2025 una directriz europea hará obligatoria la recogida de residuos textiles, convirtiendo el reciclaje post-consumo en algo más que una acción voluntaria.

Ariadna Cererols, Directora de Triturats la Canya

A raíz de estas reflexiones empezó la mesa redonda, con unas interesantes aportaciones de Ariadna Cererols, Directora de Triturats la Canya. Según Cererols, en su compañía están llevando a cabo numerosas pruebas para incorporar fibras recicladas post-consumo a su producción. Esta apuesta de Triturats la Canya se encuentra con un gran reto: el suministro de materias primas. Y es que, al proceder de los contenedores textiles, lo que les llega es poca cantidad, de colores y calidades que no se corresponden con la demanda, etc. En opinión de Ariadna Cererols, el objetivo es contar con un amplio stock de material textil post-consumo para dar respuesta a la demanda.

En el marco de su intervención, Cererols habló también de la importancia de educar al consumidor para que tome consciencia de que incorporar post-consumo a las materias primas es muy complejo y caro; un coste que se verá repercutido en el precio del producto final. Lamentablemente, sentenció la Directora de Triturats la Canya, el consumidor español todavía no está dispuesto a pagar más por este valor añadido.

Carles Valeri, Export Manager de Fontfilva

Seguidamente tomó la palabra Carles Valeri, Export Manager de Fontfilva, una compañía con más de 40 años de experiencia en el material post-consumo. Valeri reconoció que este tipo de producto se encuentra con numerosas limitaciones que dificultan la creación de nuevo hilo, como son el desgaste, los tintes, los productos químicos, las composiciones inexactas, etc. Todo ello da como resultado una producción restringida y un hilo resultante más caro y de menor calidad (una cuestión que, según Lenzing y Triturats la Canya, se puede subsanar mezclando fibras vírgenes o pre-consumo).

El Export Manager de Fontfilva lamentó también que no haya suficiente oferta de material post-consumo en el mercado, explicando que en muchas ocasiones hacían una partida de hilo que funcionaba muy bien pero que no podían repetirla porque no hay disponibilidad del mismo tipo de materia prima. El producto de Fontfilva es hilo reciclado post-consumo en un 40-60% y está orientado principalmente al textil hogar, ya que es más grueso que el que suele usarse para la moda.

Albert Alberich, Director de Moda-Re

En este sentido, Albert Alberich, Director de Moda-Re, confirmó que existe una demanda muy elevada de materiales reciclados post-consumo en comparación con la oferta existente, el principal cuello de botella. Y es que, en sus palabras, “la industria pide un producto muy concreto. Por ejemplo un 90% de algodón. Una característica que puede que solo cumplan 18 prendas de cada 100”. En este sentido, el Director de Moda-Re aseguró que esta situación mejorará cuando la demanda se amplíe a cualquier tipo de material y composición para no desperdiciar ningún residuo textil. Hasta entonces, sin embargo, desde Moda-Re clasifican 4 composiciones pero se desprecia el resto. Uno de los últimos avances de la entidad ha sido el desarrollo de un sistema de infrarrojo cercano que permite clasificar digitalmente los tejidos, con una fiabilidad cercana al 90-95%, ahorrando mucho trabajo humano y ganando en precisión y alcance.

Alberich aprovechó la ocasión para hacer un llamamiento a la administración: hay que aumentar la tasa de recogida de residuos textiles. Además, recordó la importancia de que los propios diseñadores empiecen a crear en línea con el reciclaje post-consumo, reduciendo la variedad de composiciones en las prendas para evitar al máximo los impropios en la clasificación.

Susanna Pérez, Business Development Manager Europe en Lenzing

Susanna Pérez, Business Development Manager Europe en Lenzing, aportó información sobre el reciclado químico. Desde su compañía trabajan mezclando pulpa virgen de madera con pulpa reciclada. Además, llevan a cabo grandes inversiones en I+D para separar las fibras de los productos químicos. Según Pérez, la circularidad de la industria textil debe basarse en la colaboración, creando un ecosistema de partners de proximidad. Antes de cerrar su intervención, la profesional de Lenzing subrayó la importancia del concepto “biodegradabilidad”.

Pilar Chiva, Directora del Área de Economía Circular de la Agència Catalana de Residus

Finalmente, Pilar Chiva, Directora del Área de Economía Circular de la Agència Catalana de Residus, definió el escenario actual como un “momento de incertidumbre pero también de oportunidades”. Con ello hacía referencia a las nuevas normativas de aplicación voluntaria en 2025; un escenario para el que Cataluña está preparada gracias a sus infraestructuras de recogida y clasificación. Antes de dar por finalizada su intervención, Chiva explicó que actualmente la gestión de residuos no se paga directamente, sino a través de impuestos. En opinión de la profesional, cuando se empiece a cobrar al consumidor por ello, posiblemente tomará consciencia del precio real y empezará a apostar por otro modelo de consumo.

Incorporación en el mercado de materiales reciclados y biobasados

Iria Pérez, Directora de Modaes.es, moderó la segunda mesa redonda de la jornada. Esta abordó la incorporación de materiales reciclados en la producción de moda y textil hogar, así como otras aplicaciones. Y es que, actualmente, la apuesta por fibras recicladas y biobasadas post-consumo puede convertirse en un importante valor añadido para la compañía. Este segundo panel de expertos estuvo integrado por:

  • Yousra El Bahri, Sustainability Project Manager en Intexteis
  • Ignasi Cubiñá, Chief Innovation Officer en Grupo Construcía y Presidente en Eco Intelligent Growth
  • Laura González, CEO de Balöop
  • Cristina Nieto, Product Manager en Iturri
  • Claudia Hosta, Responsable de Circularidad en Mango

Laura González, CEO de Balöop

La primera en tomar la palabra fue Laura González, CEO de Balöop, quien recriminó a los ponentes de la mesa redonda precedente que hubiesen cargado al consumidor con demasiada responsabilidad en este proceso de cambio hacia una industria más sostenible. Según González, el consumidor compra lo que encuentra en la tienda y está dentro de su presupuesto, por lo que lo ideal sería gravar los productos nocivos y facilitar las producciones sostenibles.

En Balöop ofrecen un servicio de recogida de prendas usadas a su cliente, ya que a la propia compañía le interesa recuperarlas y volverlas a usar. En todo este proceso, sin embargo, lamentan que se encuentren con múltiples trabas por parte de la administración y con una burocracia muy compleja. Además, han detectado que gran parte de la industria no está dispuesta a cambiar su producción para adaptarse a las nuevas propuestas del mercado.

Claudia Hosta, Responsable de Circularidad en Mango

Desde Mango, Claudia Hosta aseguró que ellos sí sentían que tenían la responsabilidad de llevar a cabo un ejercicio pedagógico con el cliente, transmitiéndole las ventajas de las fibras recicladas. En su opinión, la compra de productos de moda debería combinarse con el alquiler y la reparación de los mismos; aunque el “Fashion” no tiene porqué desaparecer, solo apostar por prendas recicladas, biobased, etc.

Sin embargo, desde Mango aseguran que el precio no es el único problema que deben afrontar. La disponibilidad de fibras sostenibles es otro desafío, al que se suma también una demanda de prendas suaves, difíciles de conseguir con porcentajes de reciclado elevados.

Yousra El Bahri, Sustainability Project Manager en Intexteis

Yousra El Bahri inició su discurso apostando por la homogeneización de las reglas del juego y aseguró que, en su opinión, el coste de la clasificación de las prendas se debe repercutir sobre el producto final. Además, en su opinión, habría que blindar un margen de beneficio.

Cristina Nieto, Product Manager en Iturri

Cristina Nieto aseguró que en su caso el problema no es tanto el precio, sino la viabilidad. Ellos trabajan con EPIs y prendas laborales, por lo que el ecodiseño es muy complicado ya que trabajan con materiales muy técnicos y mezclan una gran variedad de composiciones. Por todo ello, Nieto reconoce que sus prendas son muy difíciles de reciclar y pide un poco de flexibilidad.

En su caso, para avanzar hacia la sostenibilidad ofrecen un servicio de alquiler de prendas técnicas. Esto es muy útil en el caso de los EPIs, ya que tienen una vida útil muy concreta pero, como las empresas les ceden a sus trabajadores la responsabilidad, muchos van con equipos de protección individual obsoletos y no los gestionan correctamente al final de su vida útil.

Ignasi Cubiñá, Chief Innovation Officer en Grupo Construcía

Cubiñá aseguró que el principal problema reside en que entendemos la circularidad de forma parcial cuando, en realidad, hay que implicar a toda la cadena y llegar al cliente de una forma distinta. “Debemos conectar las industrias de forma transversal para avanzar hacia la sostenibilidad”, sentenció el Chief Innovation Officer en Grupo Construcía.

Ignasi Cubiñá alertó también sobre un problema que afecta a toda la industria: la falta de confianza entre los diferentes eslabones de la cadena de valor. “No queremos compartir datos alegando cuestiones de privacidad y esto es un problema. Los datos asociados a los productos son clave, por lo que su difusión debería fomentarse a través de incentivos”, sentenció. Deberíamos trabajar con escalabilidad, aprovechando el efecto multiplicador: “solo habría que recopilar la información una vez –por parte del eslabón que le corresponda- y, si la compartiésemos, podría beneficiarse toda la cadena”.

Antes de cerrar su intervención, Cubiñá aseguró que “no debemos hablar de culpables sino de responsables. Todos somos responsables de haber apostado por un modelo consumista y lineal en un mundo finito. Ahora debemos cambiarlo”.

Para más información: https://www.texfor.es/es/

Pinker Moda