6 MAR 2021 Temas del día: El Corte Inglés y MASMOVIL European Industry & Research Ezchange Kingpins24 Flash Optitex Thom Browne

The Fairyland for Fashion, muy castigada por el temor al coronavirus


La psicosis ante el Covid-19 causó estragos en la edición de febrero 2020 de The Fairyland for Fashion, un salón integrado por un 40-50% de expositores chinos.

|18.02.2020| A pesar de las cancelaciones y posposiciones de varias ferias internacionales por temor al coronavirus, Messe Frankfurt France decidió seguir adelante con la edición de febrero 2020 de The Fairyland for Fashion. Así, el recinto ferial parisino Le Boruget acogió nuevamente los salones Apparel Sourcing, Avantex, Leatherworld, Shawls & Scarves, Texworld y Texworld Denim entre los pasados días 10 y 13 de febrero.

Primeras impresiones

Pinker Moda llegó a la estación de tren de Le Bourget por la mañana. A medida que nos acercábamos al bus lanzadera que nos llevaría hasta el salón veíamos que la gente empezaba a sacar mascarillas y a rociarse las manos con líquido desinfectante. Esta estampa nos dio una pista sobre lo que encontraríamos minutos después en The Fairyland for Fashion.

Aunque las afectaciones en el número de expositores y visitantes y en el desarrollo general del salón eran previsibles, el panorama que nos encontramos en Le Bourget fue peor de lo esperado. Hablamos de ello con miembros de la organización, quienes nos explicaron que los expositores chinos representaban el 40-50% de la oferta. En total, fueron 400 las compañías no pudieron asistir a la cita debido a las restricciones impuestas por las autoridades chinas para frenar el coronavirus. Estas cifras han sido demoledoras para Messe Frankfurt France, que tampoco imaginaba unos estragos tan acentuados.

A pesar de todo, fuentes de la organización aseguraron que se trata de una realidad que les trasciende. “Al fin y al cabo, una feria no es más que el reflejo del sector”, sentenciaron. Es innegable que este febrero de 2020 la industria del textil y la moda –igual que tantas otras- está pasando por una situación muy delicada.

Leatherworld

Accedimos al recinto por la sección Leatherworld, un espacio orientado a los artículos de piel y cuero que no acaba de arrancar a pesar de los grandes esfuerzos por parte de Messe Frankfurt France. Si en otras ediciones Leatherworld ya no destacaba precisamente por su dinamismo, en febrero de 2020 su aspecto fue del todo desolador. La mayoría de estands que vimos desde la entrada estaban vacíos; algunos incluso se utilizaban como zona de descanso improvisada por parte de algún visitante. Además, numerosos expositores llevaban mascarilla -algo no tan habitual entre los visitantes- y estaban absortos en sus teléfonos móviles dada la falta de visitantes. La estampa era tan deprimente como preocupante.

Leatherworld se usaba simplemente como zona de paso, ya que estaba ubicada justo en una de las entradas principales del salón y acogía uno de los foros de conferencias. Entre los expositores que sí asistieron al salón destacaron los paquistaníes, indios, Hongkoneses y turcos.

Hablamos con Global Leathers Private Limited, compañía india que asistió al salón por primera vez para dar a conocer su cuero, que exporta principalmente a Australia, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y México. Desde la compañía lamentaron la caída en el número de visitantes y expositores pero se mostraron optimistas: tenían esperanza de que la situación en Leatherworld mejorase los próximos días.

Hong Kong Kin Hing Handbag son fabricantes de bolsos y pequeños artículos de cuero, cuero sintético, y cuero vegano hecho a base de materiales sostenibles y reciclables. La compañía, con una capacidad productiva de 100.000 bolsos mensuales, materializó el potencial de muchos materiales alternativos: corcho, papel, recortes de cuero, algodón BCI, botellas PET recicladas, piñatex, algodón orgánico, piel de manzana y Viridis (a base de maíz).

Shawls and Scarves

Tras nuestro paso por el desolador Leatherworld, Shawls & Scarves nos pareció más dinámico, especialmente en los estands próximos a la zona de la cafetería. Allí hablamos con Internet Exports India, que exponían sus propuestas para PV 2021, dominadas por colores pastel y hechas a base de Ecovero, poliéster reciclado, algodón BCI, etc. Nos explicaron que en el último año había aumentado mucho la demanda de artículos responsables con el medioambiente, una tendencia motivada, en su opinión, por el fenómeno Greta Thunberg. Destacaron también el descenso en el número de visitantes y lo atribuyeron al coronavirus: “tenemos miedo del virus y de su repercusión en la feria. Aun así, Europa es un mercado clave para nosotros y no podíamos faltar. Shawls & Scarves es un punto de reunión con nuestros clientes”.

En esta área nos dimos cuenta de un hecho que, lamentablemente, se repetiría en el resto de secciones del salón: el miedo al coronavirus no solo había causado bajas entre los expositores, sino que había generado una especie de boicot inconsciente. Las empresas chinas recibían muchas menos visitas que las compañías de otros países.

Nos hablaron de ello desde Winsun Impand Exp Group, confeccionistas chinos orientados al cuero sintético con gran presencia en el mercado europeo. Llevaban las mascarillas puestas, lo que dificultaba enormemente la comprensión, y estaban tristes y angustiados por el coronavirus y las afectaciones que estaba teniendo en todos los aspectos de su vida personal y profesional. Lamentaron que muchos de sus compañeros expositores no hubiesen ni siquiera podido salir del país.

Apparel Sourcing

La gran cantidad de expositores chinos que suelen integrar este área hizo que el Covid-19 causara estragos. A las compañías que dejaron vacíos sus estands se les sumó la falta de visitantes. Así lo explicaron des de Youngxusheng, confeccionistas chinos que trabajan para marcas de Estados Unidos e Italia además de comercializar artículos bajo su marca propia, JJ PArty, con presencia online en China, Japón y América. “Es la primera vez que asistimos a The Fairyland for Fashion y estamos muy disgustados por la afectación que el virus está teniendo en nuestros negocios. Sin embargo, lo que más nos preocupa es nuestra vida personal y familiar. Tenemos miedo porque el nivel de contagio es muy alto y los síntomas tardan semanas en aparecer. No sabemos si estamos infectados”, sentenció una representante de Youngxusheng.

Texworld Denim

El espacio orientado a la mezclilla, con una gran representación de compañías de Bangladesh y Pakistán, presentó una apariencia más dinámica y alegre que las secciones mencionadas previamente. Allí hablamos con NZ Denim, de Bangladesh, que presentaron tejido hecho a base de algodón y poliéster reciclados, Lyocel, Modal, viscosa, etc. Nos explicaron que en los últimos años habían apreciado un importante incremento en la demanda de productos responsables con el medio ambiente, sobre todo en tejidos para mujeres y niños. En NZ Denim reconocieron que el precio de dichos productos es más elevado, por lo que las mezclas son un recurso habitual. “Si un tejido denim está compuesto por un alto porcentaje de materiales eco, su precio se dispara entre un 25 y un 30%. En cambio, una mezcla solo aumenta entre un 10 y un 12% el importe del tejido”, precisaron. Antes de dar por finalizada nuestra conversación destacaron una de sus novedades: “Repreve”, un tejido hecho a base de botellas recicladas de los mares y océanos que usa menos productos químicos, tintes y agua.

Elite

Elite fue la primera área que nos transmitió una sensación tan positiva como las anteriores ediciones de The Fairyland for Fashion;  muy prometedoras tanto en número de expositores como de visitantes. En este espacio, orientado a las compañías que ofrecen productos con un alto valor añadido, parecía no haber penetrado el miedo al virus. Los estands estaban llenos, como de costumbre, y en la cafetería se reunían numerosas personas para charlar, hacer negocios y organizar su visita al salón. Llamó nuestra atención la gran cantidad de distintivos ambientales que lucían en los carteles informativos de los estands.

Las empresas expositivas habían sido seleccionadas por un comité de Texworld por su calidad, competitividad, reacción ante los cambios en el mercado y la demanda y su habilidad logística. Entre estas nos llamaron la atención la tura Acar Textile, que produce hasta 13,5 millones de metros de tejido anuales. Se caracterizan por ser una compañía muy tecnológica y preocupada por el medio ambiente que monitoriza los procesos para ser más ecológica. Trabaja mayoritariamente con algodón, viscosa, poliéster, lana, Tencel, Modal y lino; todos ellos certificados BCI, ÖekoTex, GRS, organic cotton standard, etc.

Sin dejar atrás la innovación queremos hablar de Digitex, que desde China brinda soluciones de impresión digital sobre sus propios tejidos y tejidos de punto. Sus materias primas son fundamentalmente algodón, rayón, seda, Tencel, Modal, nylon, poliéster, etc. Destacar, finalmente, a Artex Textiles, fabricantes de tejido de Taiwán que trabajan verticalmente desde el  tejido hasta los acabados, pasando por la torsión, la tintura, la inspección y los test de calidad.

Texworld

El dinamismo de Elite se contagió entre los expositores de Texworld más próximos. A pesar de todo, la sección que iba perdiendo fuerza a medida que nos acercábamos al fondo del pabellón e íbamos encontrando estands vacíos.

Aprovechamos nuestro paso por Texworld para hablar con Mutsaers, fabricante de tejidos de Países Bajos, que presentó su línea primavera-verano 2021. Miembros de la compañía nos explicaron que era la segunda vez que asistían al salón y que, efectivamente, el coronavirus estaba perjudicando mucho la edición. La compañía vende internacionalmente, sobre todo en Europa (Alemania representa el 8% del total de sus exportaciones), África y Canadá. Entre sus nuevas propuestas destacan los tejidos que contienen bambú. Mutsaers crea sus propios diseños y, tras varios años de producción en China ha decidido apostar por Turquía, un país que les garantiza “mejor calidad y menores costes aduaneros”.

Avantex

Cerramos nuestro paso por The Fairyland for Fashion con una obligada visita a Avantex. En esta ocasión, dicho espacio no solo apostó por materiales y procesos de fabricación innovadores, como ya es habitual, sino que en febrero 2020 acogió también varias soluciones llamativas para personalizar artículos y mejorar la experiencia de compra de los clientes. Exponemos a continuación dos ejemplos de ello:

Aran Labs

Aran Labs, de Reino Unido, mostró su propuesta interactiva y personalizada para retailers. Se trata de una solución altamente creativa que cuenta con una doble vertiente: la customización de prendas hechas a base de stock sobrante y la experiencia interactiva de realidad virtual. El fundador de Aran Labs –licenciado en el Royal College Art de Londres- nos explicó que su objetivo era “brindar una experiencia de compra memorable para que el comprador cree un vínculo emocional, no solo con la marca, sino también con las prendas adquiridas para que las conserve más tiempo”.

Tras varias explicaciones decidimos experimentar en primera persona la inmersión que proponía Aran Labs. Nos pusimos unas gafas de realidad virtual y, gracias a un mando similar al de una consola, pudimos viajar a través de un mundo de fantasía de colores, texturas y sonidos creado en colaboración con artistas de varias disciplinas. Una interesante posibilidad que brindaba la experiencia –instalada de forma temporal en varias tiendas y pop up stores- consiste en hacer capturas de pantalla durante el viaje virtual y estamparlas automáticamente en una camiseta mediante la técnica de la sublimación. La propuesta que presentó Aran Labs en Avantex era, ni más ni menos, que su proyecto de final de grado.

Smart Pixels

Sin dejar de lado la experiencia de cliente y la customización queremos destacar el proyecto Smart Pixels, que ofreció varias soluciones para retail físico y eCommerce. Una de ellas estuvo basada en la realidad aumentada: un soporte permitía customizar calzado usando unas tarjetas digitales que cambiaban el modelo, la textura, el color, los accesorios, etc. A través de una Tablet se veía el resultado final, que se podía encargar directamente a la compañía. Otra solución para tiendas físicas consistía en un sistema de proyección de luces de colores sobre un zapato blanco que permitía que el comprador cambiase digitalmente las combinaciones cromáticas para ver cómo quedarían sobre el zapato gracias a los mapas de color. La versión online de ambas propuestas es un configurador de productos personalizados.

La FashionTech

La FashionTech, por su parte, presentó un estand compartido por dos proyectos que fueron seleccionados entre numerosas candidaturas. El primero de ellos fue Generate, un software de data science lanzado en octubre de 2019 que permite a las firmas moda mejorar las ventas y ahorrar dinero y tiempo en sesiones fotográficas gracias a la personalización virtual de los looks. En otras palabras, dicha solución permite realizar miles de combinaciones de prendas (superiores, inferiores, accesorios y calzado) en función de las preferencias de cada usuario. El segundo fue Uno Apparel, prendas de protección personal dotadas de tecnología y elaboradas a partir de nylon reciclado.

Clara Davis Design

Centrándonos ahora en la innovación en materiales queremos destacar nuestro encuentro con Clara Davis, diseñadora textil francesa centrada en la investigación de biomateriales. Davis es diplomada en diseño textil por la Escuela Nacional de Bellas Artes de Lyon (Francia) y diplomada en fabricación textil y biología aplicada a tejidos de Fabricademy (España). Además, ha fundado Clara Davis Design, un proyecto que trabaja con biomateriales, sobre todo bioplástico de origen tanto animal como vegetal (colágeno, almidón, algas, gelatina, tapioca…).

Clara Davis Design presentó en Avantex una colección de materiales hechos a base de organismos naturales con unas propiedades comunes: biobased, biodegradables y compostables. Llamó nuestra atención un material que parecía hecho a base de minerales pero, en realidad, procedía de los residuos orgánicos que genera la propia diseñadora.

Optimismo de cara a septiembre

Tras visitar todos los rincones de The Fairyland for Fashion y hablar con numerosos expositores y miembros de la organización, llegamos a la conclusión de que, ciertamente, las ferias son solo una representación de la realidad de sector. La industria del textil y la moda está siendo castigada por el temor global al coronavirus, una crisis sanitaria que, a pesar de que está cargada de incógnitas y teorías conspirativas, lo que es innegable es que está afectando a muchos sectores.

Antes de cerrar nuestra crónica queremos arrojar un poco de optimismo con las palabras de miembros de la organización del salón: a pesar de que la edición de febrero haya sido tremendamente complicada, muchos expositores han confirmado ya su asistencia a la cita de septiembre 2020, que se celebrará entre los días 14 y 17 y ya ha vendido casi la totalidad de su espacio expositivo.

Para más información: https://texworld-paris.fr.messefrankfurt.com/paris/en.html