PUBLICIDAD

TEXPROCESS

Vuelve la banda que estrella coches contra peleterías


Fue un «golpe» rápido, profesional y con un botín millonario. Los testigos aseguran que fue visto y no visto. La Policía sólo ha podido recuperar el vehículo utilizado por los delincuentes, que dejaron abandonado. Horas antes habían intentado la misma técnica en una céntrica calle de Gijón, empotrando un BMW contra la peletería Riobello. Los hechos se produjeron sobre las cuatro de la mañana. Un fuerte estruendo despertó a los vecinos. Los que se asomaron a la ventana, pensando que se trataba de un accidente de tráfico, contemplaron a cuatro individuos, con la cabeza cubierta con pasamontañas. Habían estrellado un Audi de color granate contra el escaparate de Rávena Modas. Uno de los ladrones permaneció en el coche, mientras los otros tres se aplicaban en extraer los abrigos de visón del expositor y del interior del comercio. «Estaba a rebosar», señaló una de las propietarias, Ana Luz Suárez. «Esa misma noche habíamos traído mucho género, porque estamos en la época de estos abrigos». Una táctica usada ya antes El pasado 3 de Octubre se cometió un robo idéntico contra la peletería Villarramiel Piel de Palencia y robaron 59 abrigos valorados en 7 millones de pesetas. Debió parecerles poco porque unos días más tarde volvieron a la misma peletería, estrellaron otro coche y se llevaron 44 abrigos más. El 2 de Diciembre se produjo otro robo con rotura de cristal blindado en Pells Sant Ramon, una peletería de Lérida, pero esta vez no se usó un coche, lo que hace pensar que se trataba de otra banda. La rotura era pequeña, lo justo para pasar un hombre. Sin embargo el robo fue igual de rápido: se llevaron 40 abrigos de visón valorados en 30 millones de pesetas.

PUBLICIDAD

GUIA DE FORMACION