×

La AAFA se queja del descenso en el consumo de moda en USA


Los motivos principales -según la AAFA- son la disputa comercial con China y el poco respeto chino de los derechos de propiedad intelectual

21.09.2020.- Sabemos que abundan las estadísticas sobre el consumo actual, a menudo con divergencias importantes en sus datos y en sus consideraciones. Por eso, somos reacios a prestarles excesiva atención. Aquí tenemos, sin embargo, unos datos de la AAFA (American Apparel & Footwear Association) que nos parecen dignos de ser tomados en cuenta.

En Estados Unidos el consumo de confección, que es uno de los apartados más importantes dentro de lops presupuestos domésticos, está bajando un 50% a lo largo de este año. Nate Herman, vicepresidente senior de la AAFA, ha indicado recientemente que las ventas detallistas cayeron un 83,9% en abril; otro 62,3% en mayo; y un 24,3% adicional en junio. Las expectativas para este año 2020 es que el descenso total podrá estar en torno al 50%, salvo si las ventas para el próximo invierno y durante la campaña de Navidad cambiasen sustancialmente la situación.

AAFA, mercado moda USA
Nueva York, uno de los centros comerciales de Estados Unidos (foto de Luis Cortés, en Unsplash)

Aparte de la pandemia del Covid-9, que está lejos de desaparecer, otro factor que ha contribuido a provocar esta situación es el empeoramiento de las relaciones comerciales con China, que está afectando a las marcas y a las cadenas detallistas, que se aprovisionan sustancialmente en el país asiático.

Los factores de la discordia

Los directivos de la AAFA lamentan que China, por ejemplo, haya reducido sensiblemente sus compras de algodón y de textiles estadounidense. Otro tema sensible dentro de las relaciones comerciales entre ambos países sigue siendo los derechos de propiedad intelectual. Muchas empresas nortamericanas se quejan de que sus competidores asiáticos logran registrar marcas y patentes que constituyen casi una copia de desarrollos americanos, a pesar de que el gobierno de Beijing ha afirmado repetidas veces que lucha contra esta situación.

Otro factor de discordia es el trato que en algunas partes de China se concede a los ciudadanos de la XUAR (Xinjiang Uyghur Autonomous Region), dentro de la provincia de Xinjiang. Los uigures a veces son tratados casi como esclavos, sobre todo en sectores intensivos en mano de obra como es la confección. Bastantes marcas occidentales han vetado ya la importación de artículos que hayan sido producidos por trabajadores de esa etnia, sobre todo algodón e hijados de algodón. Herman señala que esta situación puede reducir la capacidad de las marcas estadounidenses de producir y vender artículos con precios competitivos.

+ Info: https://www.aafaglobal.org/