Jornada Técnica de la AEQCT sobre economía circular textil


La Jornada, celebrada por AEQCT en la Casa de la Seda de Barcelona, versó sobre la teoría y la práctica de la Economía Circular en el sector textil

29.11.2017.- El lunes tuvo lugar la tercera Jornada Técnica de la AEQCT (Asociación Española de Químicos y Coloristas Textiles), que se centró en la Economía Circular en el Sector Textil.

La primera ponente fue Marta Escamilla, responsable del Dpto. de Sostenibilidad Ambiental de Leitat, que recordó el consumo lineal, practicado casi siempre a lo largo de la historia la humanidad. Consiste en usar materias primas para producir y distribuir artículos, que son usados por los ciudadanos y después desechados. Actualmente, la creciente escasez de materias primas y su consiguiente coste nos obligan a plantearnos un esquema radicalmente diferente: el de la economía circular, donde todo funciona igual que en la economía lineal, salvo que al final de su vida útil los artículos se convierten de nuevo en materia prima y entran de nuevo en el circuito de la producción, sea como tales artículos (una silla, por ejemplo); sus componentes (una pata de la mesa); o solo su materia prima (la madera).

También enfatizó que la medida más importante para introducirnos en una economía circular es alargar lo más posible la vida de los artículos, lo cual depende fundamentalmente de su diseño. Solo como último recurso, debemos proceder al reciclaje, del objeto, de sus componentes o de su materia prima.

Aludió abundantemente al trabajo de la Fundación Ellen MacArthur (www.ellenmacarthurfoundation.org), que es una de las más importantes del mundo en promoción de la economía circular. Las áreas de actuación que la Fundación destaca son las siguientes:

  • Usar materias primas y energias renovables.
  • Acostumbrarnos a compartir o alquilar artículos más que poseerlos.
  • Aumentar la eficiencia de los sistemas productivos.
  • Remanufacturar artículos que hayan acabado ya su vida útil.
  • Desmaterializar directamente los artículos.
  • Reemplazar materiales viejos por materiales renovables.

También hizo referencia a la directiva europea de fines de 2015 para promover la economía circular.

Por último, presentó varias iniciativas concretas que constituyen buenos ejemplos de economía circular:

  • El programa SCAP (Sustainable Clothing Action Plan) de WRAP.
  • El proyecto Rebus (interregeurope.eu/rebus).
  • Interface, un fabricante español de revestimientos textiles modulares (interface.com/EU).
  • Ecoalf, empresa ya muy conocida, dedicada entre otras cosas a la recuperación de plásticos depositados en el mar, como los de redes pesqueras.
  • El proyecto de la AEI (Asociación de Empresas Innovadoras) y del cluster catalán del pacaging para facilitar la circularidad de materias primas usadas en el sector textil y en el del packaging (www.textils.cat/es).
  • El proyecto Bantex de Leitat para la reutilización de subproductos de la banana en el sector textil (leitat.org/descargas/BANTEX.pdf).
  • El proyecto Taimee, que aspira a convertir desechos del sector de la curtición en materiales acústicos y aislantes para la construcción (construction21.org/espana/articles/es/ascamm-y-el-desarrollo-de-productos-de-construccion-mas-sostenibles.html).

Un caso práctico: Tejidos Royo y su sostenibilidad 360º

En la segunda parte de la Jornada, Inmaculada Montes, responsable del Dpto. de Sostenibilidad de Tejidos Royo, expuso como ejemplo práctico la realidad de su empresa, que desde hace muchos años trabaja con textiles reciclados. Actualmente, además, la empresa cuenta con varios certificados que acreditan suficientemente su ejecutoria: Textile Exchange, Made in Green, STEP, GRS (Global Recycled Standard), etc.

AEQCT, Casa de la Seda, sostenibilidad textil, economía circular en textil, Tejidos Royo, Leitat, Fundación Ellen MacArthur, Hilaturas Ferre

Refibra, de Tejidos Royo

Para empezar, Tejidos Royo presta una atención destacada a su consumo de aire y agua, donde acumula ya ahorros importantes. En segunda lugar, usa abundantemente materias primas que responden a un concepto sostenible y que generan ya el 40% de su producción:

  • Algodón BCI, que supone ya el 40% de su consumo de esta materia.
  • Algodón orgánico, que es mucho más exigente que el algodón BCI.
  • Lenzing Modal y Tencel.
  • Poliéster reciclado.
  • Refibra, que es su última novedad, elaborada con mezclas de algodón y Tencel.

Royo tiene una vinculación estrecha con Hilaturas Ferre, que le proporciona los hilados, que después transforma en tejidos.

Inmaculada concluyó su presentación reconociendo que queda mucho por hacer en la implementación de la economía circular. Solo podrá salir adelante con la cooperación de fabricantes textiles y consumidores, actuando cada uno de ellos desde su respectiva posición, al comienzo y al final de la cadena de consumo.

+ Info: www.aeqct.org






Nombre (requerido)

Empresa

Correo electrónico (requerido)

Seleccione el país (requerido)

Seleccione la provincia (requerido)

Seleccione el SECTOR (requerido)

He leído y acepto la Política de Privacidad Si

Descarga nuestra última edición!


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies