×
TECHPROCESS

9 DIC 2021 Temas del día: Se cancela Heimtextil Design-A-Bag Texworld Evolution Paris CSCB Sustainability Forum Texcare Forum Marsella

PUBLICIDAD

HEIMTEXTIL

Changing Markets interpela en el COP26 a las mayores marcas de moda


Aunque casi el 70% de sus materiales textiles proceden del petróleo, se resisten a fijar objetivos para reducir ese porcentaje.

12.11.2021.- Con el inicio de la COP26, la fundación Changing Markets ha aumentado la presión sobre los directivos de las 40 mayores marcas de moda del mundo para que reduzcan el uso de combustibles fósiles en un 20% para 2025 y en un 50% para 2030. Estos materiales fósiles constituyen el corazón de las fibras sintéticas, especialmente el poliéster. Sin una reducción significativa de la dependencia de los productos petroquímicos, fracasaremos en los objetivos climáticos. También Fashion Roundtable ha aprovechado la reunión de Glasgow para enviar una carta abierta al sector, exigiendo un cambio profundo.

También ha estudiado 12 marcas y empresas con una mayor actividad comercial en Internet. Se trata de: ASOS, Boohoo, Forever21, Gucci, George at Asda, H&M, Louis Vuitton, M&S, Uniqlo, Walmart, Zalando y Zara.

COP26, Changing markets
No es momento de echarse atrás, proclama este mensaje

Esta campaña se basa en hechos conocidos como los siguientes:

  • – Hasta el 90% de algunas colecciones se producen a partir de combustibles fósiles.
  • – Las fibras sintéticas representan casi el 70% de todos los materiales utilizados en el sector textil.
  • – Se utiliza más petróleo en el sector de la moda que el consumo anual de España.
  • – El sector de la moda produce las mismas emisiones que 180 centrales eléctricas de carbón.
  • – Marcas como Nike, Primark y Zara utilizan 10 millones de galones 378 millones de litros) de petróleo al año para producir sus prendas.
  • – La mayoría de las marcas no informan de forma transparente su dependencia de los sintéticos.

Las marcas apenas responden con compromisos concretos

Changing Markets exige una total transparencia en el uso de combustibles fósiles en los próximos 12 meses. El petróleo y el gas los más utilizados por las marcas para crear materiales sintéticos como el poliéster.

La situación actual de estas marcas contrasta fuertemente con las promesas y compromisos de sostenibilidad realizados por muchas marcas como H&M, Walmart y Marks & Spencer antes de la cumbre del clima en Glasgow.

Para realizar su informe Sintéticos Anónimos, la fundación encuestó a 46 de las principales marcas y cadenas de moda sobre su uso de materiales sintéticos. Algunas de ellas declararon que casi el 90% de sus coleccionnes se produce a partir de materiales manufacturados a base de combustibles fósiles. De las empresas encuestadas, sin embargo, ninguna se ha comprometido claramente a eliminar el uso de fibras sintéticas de sus colecciones.

George Harding-Rolls, asesor de la fundación, ha declarado: el sector textil/moda utiliza una cantidad importante de petróleo y gas para producir materiales con las que fabrica sus artículos, especialmente para el circuito de la fast fashion. Cada año, la producción de fibras sintéticas, como el poliéster, produce la misma cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero que 180 centrales eléctricas de carbón, y está previsto que esta cifra se duplique para 2030. Estas mismas marcas estarán en la COP26 mostrando su compromiso con la lucha contra el cambio climático. Hoy denunciamos su hipocresía.

Las fibras sintéticas baratas se han convertido en el motor más importante de la sobreproducción y el consumo excesivo de la moda rápida. El poliéster -la fibra preferida de la moda rápida- cuesta la mitad que el algodón y su uso se ha duplicado con creces desde el año 2000.

El poliéster constituye el mayor problema

El uso intensivo de fibras de plástico también ha provocado un aumento exponencial de las microfibras, que son perjudiciales para la salud humana y medioambientales.

Changing Markets también pide que las marcas proporcionen información completa, transpartente y accesible al público, sobre la cantidad de fibras derivadas de combustibles fósiles que utilizan. Los consumidores también necesitan más transparencia sobre los compromisos climáticos de las marcas y cómo se están cumpliendo.

Livia Firth, fundadora y directora creativa de Eco-Age, ha añadido: la investigación realizada por Changing Markets ha revelado el escandaloso grado en que las marcas de moda dependen de los combustibles fósiles para producir en masa líneas de moda a precios cada vez más bajos. Ahora es necesario actuar con urgencia para reducir la cantidad de materiales sintéticos que se producen a esta escala y para detener los efectos perjudiciales de esta práctica en el medio ambiente natural. Por eso también estamos presionando a la UE para que instaure con mayor efectividad una etiqueta que eduque a los consumidores sobre las repercusiones sociales y medioambientales de sus compras.

Maria Westerbos, directora de la Fundación Sopa de Plástico, por último, ha declarado: es aterrador saber que los microplásticos producidos por las prendas de materiales sintéticos son transportados y acaban entrando en el cuerpo humano. Nuestros cuerpos no están equipados para descomponer estas partículas. La moda rápida –la fast fashion- se ha convertido ya en una moda letal. Debemos preguntarnos, por lo tanto: ¿cuánto daño nos están causando?

+ Info: http://www.changingmarkets.org

Otras noticias