×

Formación en Diseño y Moda, por Shima Seiki


En palabras de Bárbara Julián, de Shima Seiki Spain: “no se debería impartir un Grado Universitario sin la aprobación por parte de la industria».

26.07.2018.- En nuestro Especial “Formación en Diseño y Moda”, publicado en el N.361 de Pinker Moda, hemos hablado con varios agentes del sector para determinar si existe, o no, una brecha entre la formación y las necesidades reales del mercado laboral del sector textil/moda. Para hacerlo hemos analizamos, por un lado, la necesidad de la industria de la moda de contar con profesionales capaces de cubrir con éxito las necesidades del sector; y, por otro lado, el perfil y las habilidades de los estudiantes cuando salen de las universidades y escuelas. Extrapolamos a continuación nuestra entrevista con Bárbara Julián, responsable de diseño y formación, coordinadora de proyectos 3D y responsable Media&Marketing en Shima Seiki Spain.

Formación en Diseño y Moda, Pinker Moda,  Dirección de Empresas de Moda, Shima Seiki Spain, Shima Seiki

¿Crees que existe una brecha entre las necesidades reales del mundo laboral y la formación?

La verdad es que en términos de intención no, pero en términos de aplicación sí. Es decir, cuando se monta un ciclo formativo, se tiene que hacer -y se hace- un estudio de mercado en cuanto a salidas profesionales. El ciclo se diseña en base a esas salidas, de manera que no debería existir esa famosa brecha. ¿Qué falla, a mi entender?

  • En los grados de formación profesional: los recursos, el perfil de los estudiantes y la capacidad -en algunos casos- del profesorado.
  • En los grados universitarios: el perfil de los estudiantes es ideal -escogen estudiar lo que realmente quieren, son más maduros y tienen ganas de aprender-, los recursos en las universidades son menos limitados –aunque están desactualizados en relación a la industria-, y el profesorado sigue fallando por exigencias administrativas -no hay profesionales del sector impartiendo experiencia, sino docentes siendo docentes-.
  • En Postgrados y Masters: sólo puedo hablar desde el punto de vista de la industria textil y Moda, pero sigo teniendo la sensación de que estos estudios sólo están diseñados para captar “clientes” (hasta dejan de llamarse estudiantes) y ganar dinero. Sobre todo alargando los años de estudio de los propios alumnos de Grado Universitario.

¿Piensa que las universidades tienen / destinan los recursos necesarios para que tanto profesores como alumnos puedan conseguir sus objetivos de forma óptima?

No, porque se encuentran muchas trabas en el camino. La primera de ellas es la poca involucración de la industria con las universidades. No se debería impartir un Grado Universitario sin una aprobación por parte de la industria -a través de asociaciones, por ejemplo-. Y es que, a mi entender, debería serla propia industria quien facilite los recursos, así como la formación a los docentes para garantizar su buen uso.

Todos debemos entender que cuando una universidad invierte en un recurso, el objetivo de ese recurso no es la producción sino la formación de profesionales, por tanto, la amortización de ese recurso no pueda estar basada en los mismos parámetros de cálculo que una fábrica. Ahora bien, imaginemos que la industria “regala” los recursos a las universidades. ¿Están los profesores universitarios preparados para esos recursos?, ¿están dispuestos a formarse?, ¿está la industria preparada para hacerlo? La respuesta es no en la mayoría de casos.

¿Quiénes podrían tener la clave de este embrollo? A mi entender hay tres piezas clave:

  • Los proveedores de la industria, que tienen los recursos, el tiempo, la experiencia e incluso los contactos para hacerlo.
  • Las Asociaciones textiles, de investigación o de Moda, ya que disponen de profesionales, tiempo, recursos y contactos.
  • La propia Administración, que debería implicarse mucho más con la industria y entender sus necesidades para proporcionar a las Universidad suficientes recursos -incluyendo profesorado adecuado-.

¿En qué medida la administración está implicada en que las universidades tengan los recursos necesarios para cumplir con las necesidades reales que demandan las empresas?

En el caso de las Universidades, la implicación en cuanto a recursos es nula. Cuando una Universidad pública que ofrece Grado Oficial en Diseño de Moda  te cuenta que desde administración les han dado 6000 euros anuales para recursos, no sabes si reír o llorar.

Formación en Diseño y Moda, Pinker Moda,  Dirección de Empresas de Moda, Shima Seiki Spain, Shima Seiki

En Cataluña, departamentos como el SOC (servicio de ocupación) de los ayuntamientos ofrecen ayudas económicas a cambio de formación al desempleo -no a las Universidades pero si a los centros de formación profesional-. Son soluciones que cubren dos necesidades y que me parecen geniales. A pesar de todo, hay que pensar también en los docentes: es duro ver a profesionales impartiendo clases 10 y 12 horas por día para cumplir con su horario en la escuela y con los compromisos al SOC para tener recursos.

Por otro lado -siento ser muy crítica-, la administración exige a las Universidades un mínimo de requisitos tanto en el currículum de Grado de Moda como en los currículums del profesorado. Aun así, a la práctica, ni siquiera se lleva a cabo una revisión exhaustiva de las horas que se necesitan para impartir según qué asignaturas. Y, en el caso de los docentes, no se entiende que exijan un mínimo de doctores que impartan en Grado, sin que exista ninguna Universidad que ofrezca doctorados en Moda, o en Patronaje y Confección o en industria de la Moda.

El resultado es el que es: Doctorados en Bellas Artes impartiendo Patronaje, Arquitectos impartiendo tejidos de punto, filólogos impartiendo historia de la Moda y tendencias… Si antes nos quejábamos de que los docentes actuales sufren la falta de experiencia en la industria -y aun así se dejan la piel para la obtención de recursos- ahora tenemos a profesionales de otros sectores que a falta de salidas profesionales de sus propias carreras invaden con derechos administrativos las carreras de Textil y Moda.

¿Desde tu punto de vista, crees que la formación que reciben los estudiantes de moda en aspectos técnicos relacionados con el diseño y con la producción es la adecuada?

Nosotros, en Shima Seiki, impartimos formación específica en maquinaria y softwares de diseño y patronaje en 2D y 3D. Cuando un estudiante recién graduado te dice: “he aprendido más contigo en una semana que en toda la carrera”, te das cuenta que algo falla.

Formación en Diseño y Moda, Pinker Moda,  Dirección de Empresas de Moda, Shima Seiki Spain, Shima Seiki

Ayer mismo me llamó una estudiante de una Universidad que acabó el pasado año para pedirme una beca de formación en tejidos de punto. Llevamos 4 años intentando formar a la profesora de la asignatura en tejidos de punto de esa Universidad -porque la propia universidad confía en ella y porque quieren ofrecerle recursos- pero ni siquiera nos contesta porque no tiene tiempo. Algo sigue fallando aquí.

También hay mucha confusión en el uso de softwares: el Ilustrator, el Photoshop o internet no son herramientas propias para el diseño de Moda, Patronaje, logística, etc. La importancia, por ejemplo, del RFID en el control de Stock y que ello conlleva a desarrollar fichas técnicas perfectas de cada prototipo, parece que no va con los diseñadores.

Trabajar con softwares como Lectra, Gerber, APEX3 de Shima Seiki, Penélope, Rinho, Marvellous, etc… a un nivel aceptable es muy complicado, ya que requieren unos conocimientos técnicos importantes y mucho tiempo de práctica -dos pilares que no existen en las universidades-. La única solución serían los Postgrados y Masters impartidos por la propia industria en colaboración con la Universidad.

En temas de producción, me sigue pareciendo increíble que sólo una Universidad en toda la península tenga a su disposición una máquina textil electrónica. Llevamos dos años viendo como todos llaman Fab-Labs a sus talleres y los llenan de impresoras 3D y cortadoras láser. ¿Para cuando algo relacionado con el textil? Si impartes Moda, lo mínimo es pensar en una máquina de Tisaje, aunque sea la más sencilla del mercado.

Es muy complicado y tiene difícil solución, pero deberíamos encontrarla entre todos. No deberíamos consentir que un estudiante que invierte entre 4 y 6 años de su vida y más de 50000 euros de media, tenga la sensación de que ha perdido su tiempo y su dinero cuando entra en la industria.

¿Considera que el profesorado de las escuelas de moda de España está preparado para formar a este nuevo perfil profesional del sector de la moda? ¿Por qué?

En el caso de Formación profesional, en general, hay muy buenos profesionales que vienen de la propia industria -aunque  les siguen fallando los perfiles de los alumnos-. En cambio, la inmensa mayoría del profesorado de los Grados Universitarios, Postgrados y Masters no está preparado. La industria se está adaptando a la tecnología de manera muy rápida, y es complicado seguirle el ritmo si no se está sobre el terreno día a día.

Soluciones fáciles también hay:

  • Seminarios y cursos para profesores en los que la industria comparta conocimientos y prepare de manera sencilla la información para los docentes.
  • La preparación conjunta de Masters o Postgrados con proveedores, asociaciones y la propia administración
  • Una formación dual del profesorado con la Industria, en la que los profesores pudiesen disponer de horas de aprendizaje y convenios de prácticas para ellos en la industria

+ Info: www.shimaseiki.com

+Read our Special “Formación en Diseño y Moda”: Pinker Moda 361