Öko-Tex anuncia nuevas reglas para 2020, obligatorias desde el 1 de abril


Los nuevos criterios de Öko-Tex aseguran todavía más la seguridad para los usuarios de los artículos y la reducción de su impacto en el medio ambiente

16.01.2020.- A primeros de año, Öko-Tex ha actualizado algunas de sus normativas, algunos de los criterios de sus tests y algunos valores límite. Todo ello servirá para dar mayor protección al consumidor de productos textiles y de piel, y al medio ambiente en general.

Todas estas nuevas normas están desde el 1 de enero en un periodo transitorio, pero serán ya obligatorias el 1 de abril.

Los interesados pueden encontrar a partir de fines de enero en la página web de Öko-Tex el acceso a un webinar (seminario a través de Internet). La misma web ofrece todos los documentos que detallan los cambios que aquí resumimos.

La nueva normativa de Öko-Tex es un nuevo impulso para defender el medio ambiente

Made in Green, también para artículos de piel

Made in Green, que fue presentado en 2015, es también aplicable a partir de ahora a productos en piel. El año pasado STeP comenzó a utilizarse para analizar unidades productoras de piel y de sus artículos. Ahora Öko-Tex da un paso más e integra los artículos de piel entre los que son susceptibles de recibir el Made in Green. Los artículos serán analizados de acuerdo con el Leather Standard. También se analizará su producción para verificar si se ha realizado de acuerdo con las normas de STeP.

Esta medida permitirá que los consumidores conozcan también la procedencia de artículos en piel (vestudario, calzado, muebles, etc.). Made in Green ha sido calificado ya por Greenpeace como la certificación más seria existente del mercado.

Nuevos valores límites para algunos químicos

Para empezar, el Standard 100 y el Leather Standard contemplarán a partir de ahora la presencia de nitrosaminas-N y de nitrosables-N. Después de un año de observación, lo mismo ocurre con el herbicida glyfosato y sus sales, cuyos valores límites están recogidos en el Standard 100.

El Standard 100 y el Leather Standard recogen también nuevos límites para el uso de metales pesados, como arsénico y mercurio.

Con estas medidas, Öko-Tex aspira a reducir el impacto del sector textil sobre el medio ambiente, sus trabajadores y sus consumidores.

Nuevas substancias en observación

De acuerdo con los últimos hallazgos científicos, este año Öko-Tex estudiará el comportamiento de varias substancias nuevas. Esto afecta especialmente a substancias calificadas como SVHC (Sustances with Very High Concern). REACH ha comprobado que –en determinadas circunstancias- generan riesgos potenciales. Lo mismo afecta a las arylaminas.

También analizará algunos compuestos usados en pigmentos, pesticidas y perfluorinados.

Integración de Detox to Zero en STeP

Otro cambio importante es que a partir de este año el programa Detox to Zero constituirá ya un elemento obligatorio en la concesión de la certificación STeP a procesos manufactureros que usen gran cantidad de agua y químicos. Esto permitirá que en el futuro STeP esté sincronizado con las exigencias de la MRSL (Manufacturing Restricted Substance List), la ZDHC (Zero Discharge of Hazardous Chemicals) y la campaña Detox de Greenpeace.

+ Info: www.oeko-tex.com

Las noticias más leídas



Nombre (requerido)

Empresa

Correo electrónico (requerido)

Seleccione el país (requerido)

Seleccione la provincia (requerido)

Seleccione el SECTOR (requerido)

He leído y acepto la Política de Privacidad Si

Acceda a nuestra hemeroteca