×

Del 21 al 27 de septiembre se celebró en Nueva York la Semana del Clima


La Global Fashion Agenda presentó en la Semana del Clima el informe Focus on Climate que había elaborado sobre la sostenibilidad de la moda

01.10.2020.- La Semana del Clima ha sido una iniciativa del Climate Group, una institución sin afán de lucro que pretende acelerar la lucha contra el cambio climático. Tiene oficinas en Londres, Nueva Delhi y Nueva York y forma parte de la coalición We Mean Business.

Desigual, sostenibilidad, ecoalf, miranda makroff, Because there’s no planet B,
Propuesta sostenible de Desigual con materia prima proporcionada por Ecoalf

Con motivo de la Semana, Morten Lehmann, responsable de sostenibilidad de la Global Fashion Agenda, pronunció una conferencia ante la UNFCCC’s (UN’s Fashion Industry Charter for Climate Action). En ella presentó el informe Fashion on Climate (FoC), que ha sido publicado por McKinsey. Pinker Moda ya se había hecho eco de él.

Contenido del Informe FoC

El Informe Fashion on Climate (FoC) ofrece una nueva perspectiva integral de los retos y oportunidades del cambio climático para la moda. Informa con claridad sobre el CO2 producido por el sector de la moda. Subraya las prioridades para que los fabricantes, marcas y detallistas de moda reduzcan la emisión de los gases efectos invernadero en su cadena productiva.

Cuando todavía no nos hemos recuperado del Covid-19, es clave utilizar los recursos disponibles en las áreas donde puedan generar mayor reducción del CO2. El informe intenta ser optimista y transmitir esperanza. Sugiere que nuestro sector puede llegar a las metas acordadas en la Cumbre de París en 2015, pero para ello necesita actuar ya.

Actualmente el sector de la moda es responsable del 4% de las emisiones globales de CO2. Si no hacemos los cambios necesarios, en 2030 produciremos el doble de las emisiones necesarias para respetar los límites acordados.

El sector textil/moda debería centrarse sobre todo en la colaboración entre sus actores para reducir las emisiones del textil de cabecera, donde podría generar ahorros de un 61%.

Sin embargo, las marcas de moda podrían protagonizar una fuerte reduccióln de sus emisiones a través de una reducción de su capacidad productiva a través de la inteligencia artificial y de una mejor previsión de la demanda.

Los inversores y las instituciones políticas también tienen que jugar un papel importante. Sobre todo, deberían incentivar las prácticas sostenibles y el consumo responsable. Desgraciadamente, están muy por detrás de las expectativas y no apoyan suficientemente la transición a un sector neutral en términos medioambientales.

+ Info: https://www.climateweeknyc.org/