10 AGO 2022 Temas del día: Dovetail Workwear Libre comercio UE-India
×
JEWELLERY

Los 6 de Amberes opinan sobre su formación y su trabajo


Knack Weekend ha publicado una mesa redonda en que 5 de los 6 de Amberes hablan sobre la moda y el papel del diseñador.

20.06.2022.- Knack Weekend convocó a los 6 de Amberes a un coloquio con estudiantes de moda. Los propios alumnos les solicitaron su opinion sobre su experiencia en la escuela donde se habían formado (la Fashion Academy, de Amberes), sobre los cambios en el sector de la moda y sobre el trabajo de los diseñadores. Pinker Moda ha hecho una selección de sus comentarios que nos han parecido más interesantes para los actuales estudiantes de diseño de moda en España. 

Como es sabido, los llamados 6 de Amberes constituyeron una generación, formada en la Fashion Academy (Real Academia de Bellas Artes) de esa ciudad durante los años ’80 del siglo pasado. A fines de la década, su eco internacional aumentó mucho, después de que expusieran sus colecciones en Londres. Supuso un punto y aparte en la historia de la reciente moda europea. Los reunidos fueron Walter Van Beirendonck, Dries Van Noten, Ann Demeulemeester, Dirk Van Saene y Marina Yee. Dirk Bikkembergs –el sexto miembro del grupo- no pudo participar en el encuentro porque no se encontraba en Europa.

Los 6 de Amberes, Walter Beirendonck
Los 6 de Amberes

Recuerdos de sus años en la Fashion Academy 

Ann Demeulemeester. Yo no olvidaré nunca a Mary Prijot, la mujer que fundó y dirigió la Academia de la Moda. Me gustaba porque era muy estricta. Los alumnos teníamos que demostrar nuestra valía. Ser bueno no era suficiente, y si ella no estaba de acuerdo con tus ideas tenías un problema. Tenía su propia visión clásica de la moda: los vaqueros eran para los pobres; Chanel era la mejor diseñadora del mundo; las rodillas no debían mostrarse porque eran la parte más fea del cuerpo femenino. Si llegabas a clase con el pelo suelto, te mandaba cambiarlo. A mí, eso me hizo rebelarme: yo quería hacer lo mío. Me dio una fuerza increíble. 

Dries Van Noten. En mi opinión, lo que más aprendimos fue a rebelarnos contra los profesores, a intentar averiguar hasta dónde podíamos llegar contra las limitaciones que nos imponían. Y a ayudarnos unos a otros. Siempre nos cubrimos las espaldas. Cuando alguien no podía terminar su colección a tiempo, todo el mundo se unía para ayudarle. 

Walter Van Beirendonck. La sinergia entre los Seis era fascinante. Cada uno habíamos llegado a la escuela con nuestro propio bagaje. Era interesante combinar nuestros diferentes estilos y gustos o hacer lo contrario y crear una confrontación. Sin los Seis nunca me habría convertido en lo que soy ahora. Fue una época muy importante de mi vida. Hicimos un viaje juntos, con muchas pruebas y errores, con gran ambición y frustración. 

Ann Demeulemeester. Todos estábamos totalmente comprometidos. Cuando alguien lo hacía bien, los demás queríamos hacerlo aún mejor. No siempre estábamos de acuerdo, sin embargo, porque cada uno tenía su propio estilo.

Gestión de la carga de trabajo en la Academia y en la vida profesional 

Walter Beirendonck. No creo que se puedan poner límites al esfuerzo en la moda. Constantemente ocurren cosas que están fuera de tu control. Y entonces no pueWalter Beirendonckdes decir: mi jornada de trabajo ha terminado. Tienes que continuar hasta que hayas arreglado las cosas. 

Dries Van Noten. A veces hay que llegar al extremo para conseguir algo, pero el resultado te hace persistir. Cuando era estudiante, ya diseñaba colecciones para algunas marcas, para cubrir mis gastos, pero también porque me gustaba hacerlo. Iba a la escuela durante el día y diseñaba colecciones por la noche. Lo hago todo con mucha intensidad. La presión en la Academia no es nada comparada con la presión profesional una vez que empiezas a trabajar. 

Ann Demeulemeester. A mí me gustaba lo que hacía en la Academia. Me parecía normal trabajar hasta altas horas de la noche todos los días. Y como dice Dries: una vez que dejas la academia, la carga de trabajo es diez veces mayor. En lugar de diez trajes al año, haces cuatrocientos. También se puede trabajar en equipo, pero yo nunca lo he conseguido. 

6 de Amberes, Ann Demeulemeester
Ann Demeulemeester, miembro de los 6 de Amberes

Espíritu de solaridad dentro del grupo 

Walter Van Beirendonck. La sinergia entre los Seis era fascinante. Cada uno habíamos llegado a la escuela con nuestro propio bagaje. Era interesante combinar nuestros diferentes estilos y gustos o hacer lo contrario y crear una confrontación. Sin los Seis nunca me habría convertido en lo que soy ahora. Fue una época muy importante de mi vida. Hicimos un viaje juntos, con muchas pruebas y errores, con gran ambición y frustración. 

Ann Demeulemeester. Todos estábamos totalmente comprometidos. Cuando alguien lo hacía bien, los demás queríamos hacerlo aún mejor. No siempre estábamos de acuerdo, sin embargo, porque cada uno tenía su propio estilo. 

Lo que no aprendimos en la Academia 

Los 6 de Amberes, Walter Beirendonck
Walter Beirendonck, uno de los 6 de Amberes

Dries Van Noten. Todo tiene que estar en equilibrio -el trabajo y tu vida privada-, y a veces pierdes ese equilibrio. Si pudiera hacerlo todo de nuevo, adoptaría un enfoque diferente. 

Ann Demeulemeester. Hacer un buen trabajo es el principio de todo. Una vez que lo has hecho, tienes que tener fe en que tarde o temprano encontrarás tu camino. 

Walter Beirendonck. Cree en ti mismo y en lo que haces. Durante muchos años, fui el loco de los Seis con sus camisetas de colores. En algún momento cambió la forma en que la gente me veía. Entonces fui visto con mucho mayor respeto por parte de la prensa y los compradores.

Evolución de la Fashion Academy 

Dries Van Noten. El mayor cambio para mí es que antes era una verdadera Academia de Arte. En la cantina te sentabas con gente que estudiaba escultura, pintura, diseño de joyas, etc. Las distintas disciplinas se mezclaban más que ahora. Hoy en día, un estudiante de la Academia de la Moda tiene menos contacto con los de otras especialidades. El nivel de enseñanza, por otro lado, ha mejorado enormemente

Walter Van Beirendonck. Entonces no existía Internet. Crecimos en una época en la que la moda se mostraba en una pasarela y no se veía en una revista hasta seis meses después. Tenía cierta lógica. Ahora ese ritmo ha cambiado por completo. Todo se puede ver on line inmediatamente. 

Ann Demeulemeester. Entonces, el mayor halago a tu colección era cuando la gente –a veces personas a las que admirabas- te enviaba una carta. Ahora, inmediatamente recibes cientos de likes o comentarios en las redes sociales. Cada uno de nosotros tenía su propio público. Me gustaba mucho esa lentitud. 

Marina Yee. La moda actual se ha convertido en un gran negocio, con un 90% de moda rápida, que maximiza beneficios comprando y consumiendo en una cultura de usar y tirar. El consumismo ha crecido exponencialmente, desde Primark hasta Louis Vuitton. Es abrumador y desenfrenado. El reto para el consumidor y el diseñador es ser conscientes de los inconvenientes de esta situación, de las consecuencias nocivas de esta sobreproducción. 

La carrera profesional

Los 6t de Amberes, Dries Van Noten
Dries Van Noten, uno de los 6 de Amberes

Dries Van Noten. Creo que toda persona con un trabajo creativo duda de sí misma de vez en cuando y se pregunta para qué lo hace. Es parte del proceso creativo. Los altibajos lo hacen fascinante. Dudar de ti mismo es una forma sana de trabajar, te hace poner las cosas en perspectiva. Y a veces te tambaleas, pero eso forma parte del proceso. 

Walter Van Beirendonck. Mi carrera ha sido una montaña rusa, con momentos altos, pero también con muchos bajos. Sin embargo, he conseguido hacer una colección cada temporada. Siempre he tenido suficiente ambición y fe en mí mismo para seguir luchando. Cuando empecé a estudiar en la Academia, lo hice por gusto. Todo lo que me gustaba -la ropa, el maquillaje, la fotografía- lo vivía en la Academia. 

Ann Demeulemeester. Nunca he pensado en hacer otra cosa. Cuando empiezo algo quiero completarlo. Durante treinta años, lo he dado todo. Por supuesto que he tenido momentos difíciles, pero hay que superarlos. Sólo hay una solución: trabajar, y todo saldrá bien. No digo que todas las colecciones hayan sido buenas, pero siempre ha sido lo mejor que tenía para dar en ese momento. En este sentido, todas las colecciones están conectadas como una cadena. Mi mejor trabajo no existiría sin los errores que lo precedieron. 

Consejos a los futuros diseñadores 

Marina Yee. Espero que se sientan felices e inspirados y que no tengan miedo. Los futuros diseñadores deben encontrar una forma consciente, alerta y comprometida de enfrentarse a los retos de un mundo cambiante, como rebeldes de la innovación. No es un paseo por el parque, pero lo amo. 

Dirk Van Saene. Nunca trates de estar a la moda. Desarrolla un estilo personal en el que siempre puedas confiar y que no pase de moda en ningún momento. 

Walter Van Beirendonck. Ten paciencia, sigue adelante. El éxito llegará algún día, aunque no de inmediato. Los jóvenes oyen las historias de éxito de sus predecesores, que ahora trabajan para grandes casas de moda, y quieren hacer lo mismo. Pero todavía tienen mucho que aprender. 

La moda actual, vista por los 6 de Amberes 

Dirk Van Saene. Hoy en día todo va demasiado rápido. Necesitamos volver al misterio que rodeaba entonces a la moda. Lo que no necesitamos es más moda de Instagram porque la devalúa.

Marina Yee. Lo que yo estoy intentando hacer ahora, es hacerme más pequeña y silenciosa, ralentizar conscientemente mi trabajo de forma selectiva. Prefiero ofrecer colecciones reducidas, en parte mediante el reciclaje. 

Walter Beirendonck. Creo que ahora es más fácil para los jóvenes crear una marca que cuando nosotros empezamos, precisamente por la visibilidad en las redes sociales. Durante muchos años, bombardeamos a todo el mundo con invitaciones para llamar la atención de la prensa. Hoy en día, simplemente envías un correo electrónico y a menudo recibes una respuesta. 

+ Info: https://www.ap-arts.be/en/history-royal-academy-fine-arts-antwerpv