×

Los 6 finalistas de la Conferencia sobre Fibras Celulósicas


La Conferencia Internacional sobre Fibras Celulósicas (2/3 febrero en Colonia) ha nominado ya seis productos para su Premio a la Innovación.

22.12.2020.- La 2ª Conferencia Internacional sobre Fibras Celulósicas -con formato digital- cubrirá toda la cadena de valor de las fibras celulósicas y de una amplia gama de aplicaciones tejidas y no-tejidas. Todas ellas están adquiriendo mayor peso en el mercado durante los últimos años. Sus principales patrocinadores son Kelheim, Lenzing y Levaco Chemicals. El programa completo está disponible en www.cellulose-fibres.eu/programme/.

Lenzing

La Conferencia está atrayendo mucho interés porque las fibras celulósicas son las que están experimentando mayor crecimiento entre las fibras bio-based. En ella participarán desde los proveedores de sus materias primas hasta los fabricantes de sus productos finales.

Las seis nuevas aplicaciones seleccionadas por el jurado de la Conferencia Internacional sobre Fibras Celulósicas -desde una espuma para packaging a unos pañales premenstruales sin plástico- pueden contribuir al desarrollo de una economía más sostenible.

El premio –Cellulose Fibre Innovation of the Year– se concederá a una de las propuestas finalistas, resultado de una primera selección entre todas las candidatas. La propuesta ganadora y las dos finalistas serán elegidas por votación entre los participantes en la Conferencia. Los seis finalistas son los siguientes.

fibras celulósicas
Las fibras celulósicas tienen múltiples aplicaciones

6 candidatos al Premio a la Innovación

Bast Fibre Tech (Canada). Ha presentado una fibra compostable y reciclable realizada con restos agrícolas de cáñamo y lino. Es más sostenible que la madera y, por supuesto, que los recursos fósiles. Posee capacidad para absorber la humedad y, por lo tanto, puede desecharse a través del W.C.

EMPA (Suiza). Este laboratorio dedicado a la ciencia de los materiales ha desarrollado una nanofibra de celulosa con aerogels biomiméticos, que protege contra las interferencias electromagnéticas. Para ello se han usado tradicionalmente láminas metálicas o metalizadas. Este nuevo material, que es muy ligero, protege componentes electrónicos de los campos electromagnéticos causados por motores y equipos electrónicos.

Kelheim Fibres (Alemania). Ha creado una fibra absorbente de origen vegetal para productos higiénicos. Tiene tres capas: una exterior transpirable de fibra de olea, que repele el agua; una segunda con fibras que tienen una sección en Y que distribuyen los líquidos; y una tercera, que es el núcleo. Puede usarse en tejidos especiales, por ejemplo, para prendas íntimas menstruales reutilizables.

Metsä Spring (Finlandia). Ha desarrollado una fibra celulósica artificial basada en pulpa de papel tratada con líquidos iónicos. Su producción necesita mucha menos energía que la celulosa clásica.

Organic Disposables (Polonia). Ha creado FibriTech, un material celulósico ligero y poroso, que se puede producir con fibras recicladas o basadas en restos agrícolas. Admite bioaditivos para incorporar funcionalidades. Puede usarse como sustrato para plantas, para fabricar filtros de aire y elementos aislantes frente al calor o el ruido.

Stora Enso (Suecia). Produce una espuma ligera de base celulósica, aislante y absorbente de golpes, adecuada para el packaging. Es una alternativa a los materiales de base fósil, como el poliestireno o polietileno expandidos. Es biodegradable, compostable y reciclable.

+ Info: www.nova-institute.eu y www.bio-based.eu