×

El fondo CVC ofrece 825 millones de euros por la mayoría de la división de fibras de Akzo Nobel


Cinco DíasCVC Capital Partners, el fondo de inversión en empresas europeas vinculado a Citicorp, ha presentado una oferta de 825 millones de euros (137.268 millones de pesetas) por la división de fibras de la multinacional Akzo Nobel.Según los términos de la oferta, que Akzo, en principio, ha calificado de atractiva, CVC y el equipo directivo de Acordis (nombre de la filial de fibras) comprarían la firma a Akzo, que se haría con una opción de recompra sobre un 20% del capital de Acordis. El anuncio provocó una subida de los títulos de Akzo en Bolsa. Se trata de una de las mayores operaciones protagonizadas por CVC, y se realiza en un momento en que el precio de las fibras habría tocado suelo y se empiezan a predecir próximos repuntes. Algunos analistas han señalado que, debido a estas perspectivas, CVC estaría adquiriendo Acordis a buen precio. Akzo creó Acordis en septiembre del año pasado combinando su negocio de fibras con el de la británica Courtaulds, que había adquirido ese mismo año. El objetivo era centrarse en el más lucrativo negocio de la química y la parafarmacia. En 1998, Acordis tuvo una cifra de negocio de 2.500 millones de euros (416.000 millones de pesetas) y es el segundo productor de fibras, después de DuPont. Akzo ha señalado su intención de participar en la compañía independiente con el objetivo de sacar partido del repunte del mercado cuando CVC decida colocar entre inversores o en Bolsa su participación. Akzo incluirá en las cuenta de Acordis una provisión de 225 millones de euros y se hará cargo de la reestructuración de la compañía. CVC ha sido asesorada en la operación por Chase Manhattan. CVC tiene más de 4.000 millones de dólares de fondos bajo su gestión, invertidos en unas 200 compañías. Las últimas operaciones protagonizadas por el fondo han sido la compra del 56% de la filial de embalajes de Danone (BSN), aprobada recientemente por la Unión Europea. En España protagonizó la compra de la empresa de promoción del deporte Dorna, que estaba en manos de Banesto por 12.000 millones de pesetas y podría tomar la mayoría del capital de Torraspapel, la filial de papeles de impresión y escritura del grupo Kio en España.