PUBLICIDAD

KORNIT

Elda planea rehabilitar un palacio ferial para muestras permanentes de calzado


Comienza a tomar cuerpo la decisión municipal de utilizar al máximo las naves del antiguo palacio ferial de Fecia que hasta el momento permanecen sin ocupación. Tras varios intentos de ubicar en las mismas distintos proyectos, ahora, por decisión casi personal del alcalde, Juan Pascual Azorín, se pretende conformar un ambicioso proyecto que cubra las más perentorias necesidades que tiene la población. La oficina técnica, según el edil de Urbanismo, ya tiene la orden de trabajar en la planificación para convertir las tres plantas del edificio en una macrobiblioteca y en espacios para distintos colectivos juveniles o industriales. El proyecto contempla la planta baja un pequeño hotel.

«Hay que recuperar este espacio, además dotándolo de unas condiciones que sirvan para devolverle lo que en su día significó para la ciudad». Con estas palabras, José Miguel Espinosa, edil responsable de Urbanismo, confirmaba la decisión del alcalde de acometer, sin más dilación, el proyecto de rehabilitación de las naves existentes en el antiguo palacio ferial y que actualmente están sin ocupación y en deterioro. El edil destaca que el proyecto es ambicioso «y por ello hay que desarrollarlo con sumo cuidado y con proyección de futuro inmediato», aunque matiza que las ideas están claras y los objetivos perfectamente trazados. Según sus impresiones, el signo carismático que estas instalaciones han tenido para la ciudad no pueden obviarse y deben ser el objetivo básico de la futura remodelación, aprovechando al máximo los espacios para conformar una serie de servicios que son bastante necesarios. Entre ellos, una macrobiblioteca, petición que se viene haciendo por parte de distintos colectivos y que incluso días pasados, en estas mismas páginas, reivindicaban los responsables del área cultural de Esquerra Unida, Joaquín Samper y Antonio Poveda, espacios que permitan exposiciones permanentes para los diferentes industriales del calzado, «porque no hay que olvidar que el edificio marcó las épocas más importantes que vivió el sector», dice Espinosa, y que además ofrezcan la posibilidad a los distintos colectivos juveniles para en ellos desarrollar la labor futura que tiene pendiente la juventud. Todo ello, aderezado con la posibilidad de construir un pequeño hotel, pero moderno, que cubra las necesidades que tiene la ciudad.  

PUBLICIDAD

GUIA DE FORMACION