Girona Textil adquiere las instalaciones de Coma Cros en Salt


La empresa Girona Textil ha adquirido por subasta pública la factoría de la histórica textil Coma Cros en Salt (Gironès), que cerró sus puertas poco antes del verano como consecuencia de la caída de ventas que sufrió a raíz de la crisis asiática.Girona Textil, que se dedica a la fabricación de hilados de fibra sintética, ha pagado 110 millones de pesetas por estas instalaciones y piensa trasladar su actividad a Salt, asumiendo la hipoteca que existe sobre el local con el Institut Català de Finances. Esta empresa va a invertir unos 400 millones de pesetas en maquinaria y en adecuar las instalaciones. Actualmente, Girona Textil emplea a 74 trabajadores y factura 4.000 millones de pesetas.