16 JUN 2021 Temas del día: Texworld Evolution Paris Milano Unica Mango Lliçà d’Amunt Modtissimo H&M Q2 2021

QIMA informa sobre la evolución de las cadenas de suministro en 2020


Según QIMA, la producción china se ha recuperado deprisa de la pandemia, pero se mantiene la diversificación de la cadenas de suministro

19.01.2021.- QIMA (hasta hace dos años, denominada AsiaInspection) ha emitido un informe retrospectivo sobre 2020 a partir de la información que ha reunido a través de sus miles de inspecciones y auditorías, muchas de ellas en el sector textil/confección. Su mensaje fundamental es triple:

  • El Covid-19 ha producido cambios fundamentales en los hábitos de consumo globales
  • La pandemia también ha provocado abundantes riesgos éticos
  • El aprovisionamiento global en China ha superado con nota los pronósticos que le auguraban una caída
  • Se mantiene una tendencia a la diversificación de los suministros, sobre todo en Europa

A principios de 2021, casi un año después del comienzo de la crisis, la incertidumbre y la perturbación continúan dominando el comercio mundial. En 2021, es probable que el abastecimiento mundial siga a merced de la pandemia, lo que subraya la importancia de la agilidad y de la eficiencia de la cadena de suministro para la supervivencia de cualquier empresa.

Base Exportadora, Amec, economía española, internacionalización de la economía española, Índice de Solidez de la Internacionalización,

Cadenas de suministro más diversas

Los datos de QIMA retratan un panorama de cadenas de suministro cada vez más diversas, de cambios en los hábitos de los consumidores y de un alarmante aumento de los riesgos éticos. En general, los problemas en la demanda son claramente más perjudiciales para el abastecimiento global que los de los proveedores

Los datos de QIMA sobre la demanda a nivel global de inspecciones y auditorías en 2020 reflejan el poderoso impacto de los cierres y cuarentenas en el comercio mundial. En el primer semestre del año, muchas marcas y minoristas occidentales superaron con éxito las oleadas de cierres en toda Asia. Compensaron la disminución de la capacidad manufacturera en ese continente con la derivación de sus compras hacia otras regiones que mantuvieron mejor su capacidad productiva.

Por otra parte, los confinamientos en los mercados de consumo causaron fuertes caídas en el abastecimiento, una tendencia que se ha visto hasta finales de 2020, con el restablecimiento de los confinamientos en la UE y en algunas partes de Estados Unidos.

China en 2020: de paciente cero a la recuperación

En la primera mitad de 2020, parecía que China, al ser el primer país en sufrir la pandemia, iba a ser la economía más afectada. Sin embargo, después de un desastroso primer trimestre marcado por la paralización de la fabricación y el de la demanda, el abastecimiento en China siguió una trayectoria lenta pero constante hacia la recuperación. Hacia finales del segundo trimestre, la demanda de inspecciones y auditorías en China volvió a los niveles de 2019, y a partir de ahí siguió creciendo durante la segunda mitad del año. Se volvió a estancar sólo en diciembre al restablecerse en Occidente los confinamientos. En última instancia, en 2020 los volúmenes de inspección y auditoría en China se redujeron en un modesto 2,8% en comparación con 2019. Ese año habían caído un 3,3% debido a la guerra arancelaria entre los Estados Unidos y China.

A esta evolución contribuyó el renovado interés de los compradores estadounidenses, que no tenían prisa por abandonar China tras el alivio de las tensiones comerciales entre ese país y Estados Unidos. La demanda de inspecciones y auditorías de marcas norteamericanas en China se mantuvo por encima de los niveles de 2019. En cambio, los compradores europeos mostraron una menor demanda de los bienes de consumo fabricados en China, aunque ese descenso se vio compensado por el auge de la demanda de equipos de protección individual.

Shanghai, epicentro de la capacidad manufacturera china

La crisis ha diversificado el aprovisionamiento

Aunque China tuvo un año mejor de lo previsto, la pandemia dio un fuerte impulso a la tendencia a largo plazo de desplazar compras hacia sus competidores regionales. Por esto, la demanda de inspecciones y auditorías en el sudeste asiático aumentó un 19% interanual en 2020. En general, los compradores buscaban alternativas a China tanto a corto como a largo plazo.

La recuperación, en cambio, fue bastante más lenta en Asia meridional, cuyos fabricantes tuvieron dificultades para recuperarse del colapso de abril y mayo.

La pandemia ha ayudado a modificar los estilos de vida

Los datos de QIMA para 2020 muestran también que las continuas oleadas de cuarentenas y la abundancia de profesionales que trabajaban desde casa en Occidente han modificado los hábitos de consumo. La moda retrocedió sensiblemente en la lista de prioridades de los consumidores. La demanda de inspecciones en los sectores de textil, confección y calzado terminó en 2020 con un -11% interanual a nivel mundial, con una caída generalizada desde marzo y un breve repunte en septiembre y octubre.

Por otro lado, el trabajo remoto y la educación en el hogar crearon una mayor necesidad de equipos de comunicación y diversos productos de entretenimiento para el hogar. La demanda de inspecciones y auditorías de productos tales como electrónicos y eléctricos, artículos para el hogar y juguetes ha crecido a pasos agigantados a lo largo del segundo semestre de 2020 entre los minoristas con sede en los Estados Unidos, y todos los sectores mencionados terminaron el año con un crecimiento de doble dígito: +44% interanual, +28% interanual y +46,5% interanual, respectivamente.

Calle comercial de Londres, muy afectada en 2020 por las restricciones a la movilidad

La pandemia ha provocado mayores riesgos éticos

La pandemia del Convid-19 ha aumentado mucho los riesgos de los derechos humanos en las cadenas de suministro globales:

  • Mayor vulnerabilidad de los trabajadores
  • Más presencia del trabajo infantil
  • Pérdida de muchos puestos de trabajo
  • Violaciones de la normativa laboral
  • Menor uso de las medidas de seguridad.

Los datos de las auditorías éticas de QIMA pintan un panorama alarmante. Las fábricas clasificadas como Rojo por incumplimientos críticos han aumentado más del 100% en el segundo semestre de 2020 en comparación con el primero. Algunas de las cuestiones más urgentes están en el área de las horas de trabajo y del respeto a los salarios. En China, el 14% de las fábricas auditadas han sido reprobadas debido a violaciones críticas en esas áreas.

En respuesta a los incrementos de los riesgos éticos y al limitado acceso físico a las fábricas, cada vez más empresas están acelerando la adopción de soluciones tecnológicas para el cumplimiento y el control de calidad, que incluyen auditorías remotas, soluciones de voz para los trabajadores y plataformas integradas de control de calidad. Les permiten visualizar mejor su red de abastecimiento.

¿Qué es QIMA?

QIMA
Personal de QIMA, todavía con un aspecto asiático

QIMA es un proveedor global de servicios de control de la cadena de suministro con auditorías, pruebas de conformidad, gestión de calidad y de riesgos etc. Trabaja para marcas, minoristas e importadores de 85 países para gestionar y optimizar su cadena de suministro global. Actualmente cuenta con 30 oficinas y más de 3.000 empleados en todo el mundo. Realiza programas de auditoría a proveedores, inspecciones de productos y pruebas de laboratorio. Cuenta con clientes en más de 120 países de todo el mundo, con el lema Your Eyes in the Supply Chain!

La empresa nació en Hong Kong con el nombre de Asia Inspection. En 2018 adoptó QIMA, entre otras razones porque trabaja en todo el mundo y no solo en Asia. Desde su inicio ha desarrollado una infraestructura de servicios de IT, que facilita el trabajo de sus clientes a travésdeá web de QIMA o de su propia app y que en 2020 se ha revelado fundamental.

+ Info: https://www.qima.es/