PUBLICIDAD

TEXPROCESS

La feria del calzado de Las Vegas tuvo unos resultados más que discretos para los empresarios españoles


El pasado viernes se clausuró la feria zapatera de Las Vegas (EE UU), el certamen de referencia para los exportadores europeos. Sus resultados para los expositores españoles fueron similares a los de años anteriores: discretos pese a contar con el arropo de acciones promocionales del plan USA. Hubo un descenso importante de los visitantes y se mantuvo la atonía compradora de ediciones anteriores. Pero ésta no es una situación nueva. La feria zapatera del estado de Nevada, la WSA, siempre ha ofrecido balances agridulces para los exportadores españoles, incluso se llegó a suspender la participación agrupada en un par de ediciones. No obstante, se trata de la mejor plataforma ferial de entrada al mercado de Estados Unidos mientras se busca el relanzamiento de la FFANY de Nueva York.La participación española fue de 54 empresas agrupadas bajo el pabellón de FICE, que este año consiguió tener una buena ubicación. Pese a la falta de visitantes, este año sí se pudo apreciar un incremento de la presencia de pequeños comerciantes. Los resultados de los expositores españoles no han reflejado el esfuerzo promocional que se hizo, aunque hay que tener en cuenta que el plan USA, con acciones a tres años vistas, no busca resultados inmediatos. Se trata de coordinar actuaciones de empresas y sectoriales para que el calzado español se de a conocer con todo su potencial a los comerciantes y compradores de Estados Unidos. Las causas de los discretos resultados para España de esta gran feria están, en opinión de un técnico del FICE, en «un exceso de stocks y en la entrada cada vez mayor de calzado de países como Brasil, México o China», que están ganando terrenos en el segmento en el que España se desenvuelve mejor: el de las calidades media y media-alta.No obstante, la importancia de esta feria sigue haciendo imprescindible la presencia española en la próxima edición. Además, la WSA tiene el valor de ser la primera feria donde se presentan los muestrarios y donde, por lo tanto, se recaban las impresiones iniciales de las colecciones. El contacto con sus visitantes sirve a los fabricantes para modificar o retirar algunos modelos de cara a la presenciación de los muestrarios en la feria de Düsseldorf.

PUBLICIDAD

GUIA DE FORMACION