×

Sateri presenta su Visión 2030, su compromiso de sostenibilidad


El plan es un compromiso desde ahora hasta 2030, fecha en que Sateri espera producir fibras con saldo positivo para el medio ambiente

11.11.2020.- Sateri, uno de los mayores fabricantes mundiales de viscosa/rayon, perteneciente al grupo chino Golden Eagle, ha trazado Vision 2030, su programa de sostenibilidad hasta 2030. Está basado en cuatro pilares:

  • Protección del clima y del ecosistema
  • Manufactura en formato closed-loop
  • Innovación circular
  • Crecimiento inclusivo
Sateri, Visión 2030, sostenibilidad, viscosa, rayón

Incluye objetivos importantes, como los siguientes:

  • Llegar a cero emisiones, en 2050
  • Conseguir reciclar el 98% del sulfuro utilizado, en 2025
  • Producir viscosa con un mínimo del 50% en componentes reciclados, en 2025 y con el 100%, en 2030
  • Ayudar a más de 300.000 familias a tener una vida sostenible

Para subrayar la importancia de esta Visión para Sateri, su presidente, Allen Zhang, ha comentado: como proveedor de materias primas, Sateri cumplirá con su parte y responderá a la urgente necesidad de crecer sin impactar negativamente sobre el planeta. Esto definirá nuestro crecimiento, además de la calidad, la productividad y el coste de nuestra manufactura y la mejora continua, que están integrados en el ADN de nuestra empresa. Cuando estamos entrando en una nueva década, continuamos creciendo y diversificando nuestra cartera de productos para seguir siendo uno de los proveedores más importantes del mundo en nuestro sector. Nuestra estrategia de crecimiento, sin embargo, no puede basarse solo en volumen. Queremos ser una empresa con valores y con un propósito claro.

La confección, uno de los principales clientes de Sateri

Trabajo conjunto, con ayuda de BSR

La Vision 2030 de Sateri fue definida después de meses de discusiones entre los directivos de la empresa, socios externos y la filial asiática de la consultora BSR. Jeremy Prepscius, su director, ha dicho: los actuales retos del sector confeccionista exigen que los participantes en su cadena de valor inviertan, innoven e integren la sostenibilidad en su modelo de negocio. Esto requiere liderazgo, coherencia y determinación, que son los medios que Sateri está utilizando.

LaRhea Pepper, directora de Textile Exchange, ha añadido: el crecimiento continuo del consumo de moda tendrá un impacto significativo sobre el planeta y sus habitantes. Sateri es un actor importante en el sector de las fibras celulósicas. Está en una posición decisiva para apoyar el cambio que hace falta para conseguir un sector más responsable. Me alegra que haya respondido con tanta rapidez y que reformule su estrategia de crecimiento con una visión coherente con el programa sobre el futuro de las fibras celulósicas (MMCF 2030), que Textile Exchange presentó en junio.

Duan Xiaoping, vicepresidente de la CNTAC (China National Textile & Apparel Council) y presidente de la CCFA (China Chemical Fibers Association), comparte esta ambición: estoy muy impresionado con los planes de Sateri. Se enfrenta a las claves de la sostenibilidad con unas metas cronológicamente claras. Estoy seguro de que las cumplirá y de que por esto seguirá siendo reconocido como el líder en sostenibilidad de su sector.

Durante los próximos meses, Sateri creará grupos de trabajo para desarrollar los planes anunciados. Su informe anual de sostenibilidad aportará datos sobre los avances conseguidos.

Sateri
Los pañales u artículos de limpieza, otro de los grandes sectores servidos por Sateri

Sateri, desde 2002

Sateri se fundó en Shanghai en 2002, justo después de la entrada de China en la OMC, como el primer fabricante de celulosa de este país. En las dos décadas siguientes ha ido creciendo hasta contar con cinco fábricas de viscosa y una planta de hilatura en varias regiones del país. En los últimos años ha ido diversificando su producción a no-tejidos, fibras lyocell e incluso fibras recicladas. Realiza buena parte de sus ventas en China, que es el mayor mercado de viscosa en el mundo, y también el que más crece.

Es el mayor fabricante mundial de fibras de viscosa, una materia prima que se usa en textiles, pañales y productos de higiene personal. Consultores independientes verifican la seguridad y responsabilidad de sus productos. Sus cinco fábricas en China producen anualmente 1,5 millones de toneladas métricas de fibras de viscosa. La planta de hilatura, por su parte, fabrica 20.000 toneladas de lyocell.

+ Info: https://www.sateri.com/