PUBLICIDAD

KORNIT

Tipsa: punto bien acabado


TipsaTintes Industriales del Punto, SA– se encuentra en plena cuenca del río Tordera, que ofrece un excelente caudal subterráneo que ha impulsado desde siempre la instalación de empresas de tintes y acabados textiles, que casi siempre disponen de sus propios pozos. La tecnología, sin embargo -nos dice José Solá, Director General de la empresa- permite reducir sensiblemente el consumo de agua.
Luz de piedra Nosotros estábamos en los 25 litros por kilo de producto no hace mucho tiempo, y ahora sólo consumimos entre 5 y 6. Incluso el taxista que nos acerca a la empresa es antiguo obrero textil que después ha trabajado en la instalación de la depuradora de los acabadores de Hostalrich y que ahora se ha convertido en taxista. Aunque todas estas empresas se han mecanizado mucho, todavía dan trabajo. Las rames, las autoclaves, etc. precisan mano de obra experta. 105 años de tinturaLos orígenes de Tipsa se remontan al año 1895 en que la familia Abel creó una sociedad dedicada a la vaporización de colores por anilina. En 1956 se constuyó la actual Tipsa, cuyo actual Consejero Delegado es José Manuel Abel, que forma parte de la cuarta generación de la familia fundadora. «Casi siempre» -nos dice- «hemos sido más sabios que ricos porque nos hemos empeñado en hacer un trabajo exquisito que sólo tiene sentido en el punto de gama alta». La empresa tuvo su primera fábrica en Parets. Después, construyó otra en Tordera, en su actual emplazamiento. Entre 1993 y 1994 todo el trabajo se concentró ya aquí, con una planta totalmente nueva, con el último grito de la tecnología. – ¿Les preocupa mucho la deslocalización? – Al comienzo de los años 90 nos dió mucho miedo el fenómeno de la deslocalización, que llevaba muy lejos la producción física del tejido o de las prendas. Incluso nos planteamos la posibilidad de instalar una planta en Casablanca. Pero abandonamos el proyecto cuando comprobamos que las gamas más altas -las que nos necesitan- se siguen fabricando en España, e incluso en nuestro entorno más cercano. Ahora, el problema es más bien el movimiento del mercado hacia productos de gama media, donde no cabe el tipo de tintura y acabados que hacemos nosotros.
Fulgor de vida Su cliente y el cliente final de la prenda aceptan con facilidad el coste que su trabajo supone? – Al cliente nuestro le cuesta a veces pagar la diferencia de calidad que le ofrecemos pero a corto y medio plazo le compensa porque es garantía de calidad y de satisfacción del cliente final. En general -aunque sabemos y podemos adaptarnos a cada caso- son procesos caros. Si el tejido cuesta 10, nuestros tratamientos pueden costar entre 10 y 15: doblan ampliamente elprecio de la materia prima, pero es que la transforman por completo. – ¿Pero no discuten su importancia en el producto final? – Entendemos que el acabado y la tintura constituyen los factores críticos de la confección en estos momentos, junto con la distribución. Hilatura, tejeduría y confección, en cambio, son menos trascendentales aunque también tienen una importancia indiscutible. En nuestro nicho de mercado, además, se trabaja con lotes pequeños, porque son productos muy de temporada y de gama alta.
Calor de tierra¿Qué certificados de calidad pueden exhibir ante sus clientes? – En 1999 conseguimos la ISO 9002, que garantiza la autogestión de la calidad, y a fines del año pasado conseguimos también la ISO 14001, que garantiza el respeto del sistema productivo al medio ambiente. Muchos de nuestros productos, además, poseen el certificado Öko-Tex otorgado por Aitex, aunque eso ya no depende sólo de nosotros porque estudia todo elproceso de fabricación del producto. Situación actualEn síntesis, ¿qué procesos de acabado realizan ustedes en Tipsa? – En Tipsa realizamos muchos procesos de tintura y acabado. Solemos decir que no actuamos como proveedores sino como colaboradores de nuestros clientes -especialmente de los más importantes, como Basi-, que somos su sección de acabado o de tintura. En tintura, por ejemplo, ofrecemos procesos que no generan encogimiento de la prenda porque los hacemos con máquinas que no dan tensión a la tela, e incluso tratamientos antiencogimiento para que el confeccionista pueda trabajar tranquilo. Normalmente usamos colorantes muy sólidos a la luz, pero que resultan difíciles de aplicar. En acabado ofrecemos todo tipo de tratamientos que el cliente pueda necesitar. Podemos comenzar con el mercerizado, que da brillo, volumen yestabilidad dimensional al punto. Antes se hacía sobre el hilo, nosotros lo hacemos sobre tejido, que da mejores resultados. En 1977 instalamos la primera mercerizadora que existió en España. Pero es un proceso que sólo tiene sentido en productos de gama alta, como es el hilo de Escocia. Luego tenemos los acabados químicos y físicos. Los primeros se basan en laaplicación de productos químicos que provoquen el resultado deseado sin estropear el tejido ni la tintura: suavizantes, siliconas, etc. Los segundos son también muy variados: vaporizado, sanforizado, esmerilado, gamuzado, tundosado, etc. Muchos de estos acabados se dirigen hoy a los conceptos de Wash & Wear, Easy Wear, etc.
Misterio de aguaEn resumen, ¿qué importancia dan ustedes al acabado? – El acabado constituye la mano final que da carácter y prestancia al tejido, de acuerdo con su naturaleza y uso. Encontrar en cada caso el acabado ideal es como buscar una aguja en un pajar. A veces, venimos de alguna feria con multitud de ideas y vamos probando cosas y las vamos presentando a nuestros clientes hasta que alguno dice: ¡Esto es perfecto, me interesa! También estamos ocupados constantemente en nuevos desarrollos. En Tipsa, por ejemplo, hemos trabajado mucho los acabados para punto con Tencel y Lyocell, que estaban muy resueltos en tejidos a la plana, pero mucho menos en punto. – ¿De dónde procede la maquinaria que usan en su fábrica? – Los equipos de acabados son básicamente alemanes, los de tintura, italianos. En Expomatex Brazzoli exhibirá una máquina que acabamos de comprar. También tenemos maquinaria auxiliar española, como las revisaodras, por ejemplo.Cogeneración y depuraciónTipsa dispone de planta de cogeneración, que ahora -por el alza del precio del gas- cuesta dinero y sólo funciona a determinadas horas. También cuenta con una planta depuradora biológica -con el sistema Unitank-SSU-, que puede tratar hasta 1.200 metros cúbicos de agua por día y que permite reutilizar la mitad de ella. Supuso una gran inversión y suponeun coste fuerte, pero su necesidad es indiscutible, tanto por nuestra propia conciencia como por las constantes inspecciones del Departamento de Industria del gobierno catalán. Evidentemente, no puede decirse lo mismo de muchos otros países e incluso de otras regiones españolas, donde las exigencias medioambientales son menores que en Cataluña.
Sueños de arena La empresa dispone también de una zona para tintura y acabado de muestras textiles, que reproduce en pequeño las instalaciones que pueden verse en el resto de la empresa. Aquí preparamos, por ejemplo, muchas banderas para Première Vision.También dispone de varios laboratorios para preparación del trabajo y control de calidad para asegurar las especificaciones del producto final. El laboratorio químico -que realiza el control de color con tecnología Datacolor y Verivide- está acreditado por Marks & Spencer para poder trabajar con sus proveedores.

PUBLICIDAD